El PSOE-A recuerda que la financiación local corresponde al Gobierno central

  • El PP hace hincapié en el "drama" de los municipios, en el que la huelga de hambre del alcalde de Polopos "sólo es la punta del iceberg" · Oña critica a la Junta por convertir a los ayuntamientos en "mendigos"

Comentarios 16

La financiación de los ayuntamientos se erigió ayer como enésimo motivo de enfrentamiento entre socialistas y populares. El detonante: la huelga de hambre declarada por el alcalde de la localidad granadina de Polopos, Pedro Fernando García (Agrupación Socialista Independiente), que fue interpretada de forma bien dispar por el partido que sostiene al Ejecutivo autonómico y el de la oposición. Para el PSOE-A se trata de un "acto teatral", según el parlamentario por Granada José García Giralte. Por contra, el PP andaluz considera que la decisión del edil granadino es la "punta del iceberg" de una "situación dramática", según el parlamentario Carlos Rojas, también alcalde de Motril (Granada).

En este contexto, el vicepresidente del PSOE-A, Luis Pizarro, recordó que la resolución del problema de la financiación de los ayuntamientos compete al Gobierno de la nación. Pizarro, que mostró su esperanza por que este contencioso esté solucionado en 2009, fecha en la que, a su entender, Madrid deberá dar "una respuesta positiva" a la Federación Española de Municipios y Provincias, defendió el "fuerte" compromiso adquirido por el presidente de la Junta, Manuel Chaves, "que apuesta por la cooperación con los municipios.

El número dos de los socialistas andaluces recalcó que "no hay un sólo proyecto municipal en el que no esté detrás la Junta" e insistió en que el Estado es el que debe arreglar el problema porque "es el que más recauda desde el punto de vista de los impuestos y el que menos gasta desde el punto de vista de su capacidad y competencias de gestión".

Evidentemente, no lo ven así en las filas del PP-A. Su portavoz parlamentaria y alcaldesa de Fuengirola (Málaga), Esperanza Oña, equiparó a los ayuntamientos con "mendigos" ante el "Gobierno autoritario de Chaves, que concede y firma los convenios a su antojo". Oña, sacó a colación las dos varas de medir que, desde su óptica, maneja la Junta cuando se trata de rubricar estos acuerdos. "La financiación de los ayuntamientos se establece mediante partidas que no son graciables, puesto que no sabes el motivo por el que a un municipio se les firma todos, y que suele estar gobernado por el PSOE, y a los del PP no se le firma ni uno", denunció Oña.

Así que mientras su adversario en las filas del PSOE, Luis Pizarro, lo ve desde otra óptica, recordando el protocolo que la Junta firmó con las diputaciones provinciales por valor de 45 millones de euros para ayudar a los ayuntamietos, Oña recrimina a la Administración autonómica y proclama que "se tiene que acabar esto de que los alcaldes seamos mendigos a la puerta de las consejerías".

La alcaldesa de Fuengirola defiende una lesgislación específica que establezca unos baremos para medir a los municipios y que "sea transparente la concesión de convenios y sus firmas". Para la portavoz del PP en el Parlamento, es necesaria "una ley que mida lo que corresponde a cada ayuntamiento" y sospecha que el PSOE se opone a esta propuesta porque "los socialistas siempre se han movido en aguas oscuras y turbulentas, les gusta la clandestinidad".

El PP dibuja, pues, un escenario trágico para los consistorios de la comunidad, agravada con la crisis económica y la caída del sector de la construcción, principal fuente de los ingresos municipales. Eso conduce a que sus presupuestos "sean irreales, puesto que no han percibido a través de la concesión de las licencias los ingresos que tenían previstos para los primeros meses del año", según Rojas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios