Mesa redonda de parlamentarias

Mujeres con poder, pero "virtual"

  • Políticas de cinco partidos denuncian la corta permanencia femenina en los cargos y coinciden en que el verdadero mando sigue estando en manos de los hombres

Comentarios 1

Las cinco mujeres que reunió ayer la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA) son o han sido diputadas, son figuras emergentes o consolidadas en sus partidos y en la actualidad siguen ejerciendo en la política. Son mujeres con poder, pero no poderosas, y es que las cinco entienden que el poder real lo siguen repartiendo los hombres, por eso no se rompe el techo de cristal y por eso hay tanto relevo en sus puestos. Un ejemplo: la duración media de una diputada en el Congreso es de una legislatura, mientras que hay diputados que pueden llevarse hasta cinco. "No tenemos poder propio, es un poder delegado, es relativo, porque nos ponen y nos quitan", dijo Amparo Rubiales (PSOE), consejera de Estado. "Llegamos porque es el dedo del hombre el que nos pone, llegamos por cooptación", mantuvo Rosa Díez, de Unión Progreso y Democracia (UPyD). "La permanencia está en manos de los hombres", dijo la diputada Sandra Moneo, del PP.

Todas las invitadas por la CEA para hablar de política y mujer coincidieron en lo básico: que el poder real sigue siendo cosa de hombres y que se necesitan leyes para forzar los cambios, aunque éstas no aseguran la igualdad por sí mismas.

La diputada Sandra Moneo mantuvo que estaba de acuerdo con la filosofía de la Ley de Igualdad, aunque discrepaba de la obligatoriedad de la paridad porque no había dado sus resultados en el Congreso, donde las mujeres no llegan al 36%. Margarita Uría, del PNV, asesora de la Presidencia del Gobierno vasco, y una de las juristas que suenan para la renovación del Consejo General del Poder Judicial, puso como ejemplo su grupo parlamentario, el vasco, donde todos son hombres, a pesar de que la ley obliga a que los partidos mantengan unos porcentajes de 60%-40% en las listas. Y es que basta que los hombres vayan encabezando las papeletas para que se rompa la paridad si los resultados no son muy buenos en las circunscripciones. No obstante, Margarita Uría defendió esta ley, y la vasca, que de modo similar a la andaluza consigue la paridad con las denominadas listas cremalleras. Mujer, hombre, mujer... o al contrario.

Inmaculada Riera, diputada de CiU, confesó al respecto: "Antes era una idealista ingenua y ahora soy una realista pragmática, creía que el paso del tiempo lo iría cambiando todo, pero no es así, quizás las leyes sean mejorables, pero fuerzan el cambio". Esta misma diputada, que ha sido una ejecutiva de varias multinacionales, explicó que una empresa le solicitó que firmara un documento por el que se comprometía a no tener hijos durante cinco años si quería acceder a un puesto del área financiera de la corporación. "No era aquí en España", siguió, y "creo que esas cosas ya no ocurren, fue hace años", aunque varias de sus colegas le contestaron: "Sigue ocurriendo". Riera se manifestó de que la paridad llegue también a los consejos de administración.

Entradas en discusión sobre la paridad -que fue los único que las separó-, Amparo Rubiales contestó a la diputada popular que Mariano Rajoy había colocado a tantas mujeres en su nueva dirección, desde la secretaria general a la portavoz del Congreso, porque "Zapatero le sacó cinco puntos de diferencia en las pasadas elecciones, y eso lo sabe el PP".

Las cinco coincidieron, incluso, en juzgar como anacrónico el artículo de la Constitución de 1978 que prima los derechos del varón sobre la mujer en los casos de sucesión a la Corona. Amparo Rubiales tildó de paradójicamente "inconstitucional" este artículo, e Inmaculada Riera agregó: "Hay que cambiarlo". Aunque todas matizaron que la Corona es en sí una institución desigual, por cuanto sólo pueden formar parte de ella una familia de españoles, abogaron por la reforma constitucional, que obligaría a la disolución de las Cortes y a un referéndum, para lo que es imprescindible una amplia mayoría de las Cámaras.

"A ver si ahora que estamos en el centro lo conseguimos", aseguró una irónica Amparo Rubiales a su colega del PP.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios