Muere electrocutado un trabajador de 27 años en una cantera de Loja

  • El joven recibió la descarga cuando iba a avisar al conductor de un camión que había rozado con un cable de alta tensión

Comentarios 1

Un joven maquinista, natural de Venta del Rayo (una pedanía de Loja) falleció ayer a consecuencia de una descarga eléctrica mientras trabajaba en la cantera Hermanos Guerrero, localizada en la sierra de este municipio granadino.

La víctima, identificada como J.S.M., tenía 27 años y contaba con una amplia experiencia en la empresa -trabajaba desde los 15 años-, dedicada a la extracción de áridos y corte de piedra natural.

Según las primeras investigaciones, J.S.M. falleció electrocutado al intentar avisar a un conductor de un camión que su vehículo había rozado un cable de alta tensión. Los propios compañeros relataron que el joven fue testigo de que el camión, que estaba realizando la maniobra de descarga de mercancía, iba a tocar un cable eléctrico con la parte superior del remolque.

Entonces, el propio vehículo hizo de conductor de la electricidad y J.S.M. quedó "pegado" al mismo cuando lo tocó para dar esa señal de aviso al conductor. Un segundo compañero, que lo vio, fue en su ayuda y también resultó afectado por la descarga. Tuvo que ser un tercer trabajador de la cantera el que consiguiera, ya utilizando unos guantes para evitar que continuara la transmisión de la electricidad, que los dos compañeros anteriores salieran despedidos.

J.S.M. falleció casi en el acto y el segundo compañero involucrado pudo salvarse aunque con heridas leves.

El siniestro se produjo sobre las 13:00 horas en la citada cantera, a unos 5 kilómetros del casco urbano de Loja.

Hasta el lugar de los hechos se trasladaron efectivos de la Guardia Civil, Policía Local y servicios sanitarios. Un helicóptero del 061 y personal médico del centro de salud de Loja intentaron reanimar al trabajador pero sólo pudieron certificar su muerte. También acudió personal de Sevillana para estudiar la situación del poste y los cables de alta tensión, los dueños de la cantera y familiares de la víctima, que vivía a escasos 20 metros de la cantera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios