Libertad con fianza para el acusado por el accidente de bus de los fineses

  • El conductor del todoterreno que presuntamente ocasionó el siniestro mortal en Benalmádena ha abandonado la cárcel de Alhaurín de la Torre, previo pago de 18.000 euros

El conductor del todoterreno que presuntamente ocasionó el siniestro mortal en Benalmádena, en el que murieron nueve turistas de nacionalidad finlandesa, ha abandonado la cárcel de Alhaurín de la Torre, previo pago de una fianza de 18.000 euros fijada por la Sección Octava de la Audiencia de Málaga

Esta Sala acogió el pasado día 10 una vista sobre el recurso presentado por la defensa del imputado contra el auto del Juzgado de Instrucción número 1 de Torremolinos, en el que se decretó prisión provisional sin fianza por 52 delitos, como son conducción temeraria, conducción bajo los efectos de bebidas alcohólicas, nueve delitos de imprudencia grave con resultado de muerte y 41 delitos de lesiones por imprudencia grave.

Las fuentes explicaron que el Tribunal desestimó el recurso de apelación presentado, confirmando el auto recurrido, aunque entiende que procede modificar su situación personal, lo que argumenta en el tiempo transcurrido desde que se decretó la prisión incondicional y en que tiene arraigo. El conductor del todoterreno tendrá la obligación de comparecer los días 1 y 15 de cada mes, notificar los cambios de domicilio y la prohibición de salir del territorio nacional.

Los hechos sucedieron minutos antes de las ocho de la tarde del día 19 de abril en el kilómetro 224,500 de la Autovía del Mediterráneo en sentido Málaga, en Torremolinos, aunque en un principio se dijo que era término municipal de Benalmádena.

Según sostienen los informes de la Guardia Civil, el todoterreno circulaba por el carril izquierdo a una velocidad "superior" a la genérica de la vía e "inadecuada" a las condiciones en ese momento, ya que llovía y había viento.

El fiscal de Seguridad Vial en Málaga, Javier de Torres, pidió en la vista que se confirmara la resolución recurrida y se mantuviera la situación de prisión sin fianza para el imputado, al entender que persistía el riesgo de fuga por las penas a las que se puede enfrentar, que, según dijo, "raya los cuatro años en el mejor de los casos".

El fiscal expuso el "enorme" perjuicio que causaría para las víctimas el que el imputado se fugara puesto que "las obligaría a ir a otro procedimiento para reclamar las indemnizaciones" sin que hubiera sentencia condenatoria.

El letrado de la defensa pidió que se modificara el auto de prisión y apuntó que "las biondas segaron la vida a nueve personas", circunstancia que no podía ser prevista por su defendido ni se le puede achacar. Además, calificó de "fantasía sin apoyo probatorio" el que se diga en el auto que puede reincidir y aseguró que no se puede hablar de riesgo de fuga.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios