Fútbol El Córdoba B cae frente al San Fernando CD (0-3)

La crisis de 2008 Las pymes comerciales registran el peor balance en una década

La Junta prestará dinero a los comerciantes tras bajar un 20% las ventas este año

  • El sector lanza un SOS a los bancos para lograr financiación y confía en recibir en febrero 46,9 millones en créditos, reintegrables en condiciones favorables · La reducción del margen de beneficios ha evitado hasta ahora cierres y despidos

10.000

Una caja de 12.000 euros al mes es hoy para un comerciante del centro de cualquier capital andaluza "extraordinaria". Tanto como la crisis que está atravesando este sector, que tiene que remontarse muchos años atrás para registrar balances tan pobres. Como muestra, un botón: una tienda de marroquinería y complementos del centro de Sevilla ha pasado de facturar 30.000 euros de media al mes a 15.000 en solo un año, justo la mitad. Lo más grave es que, en lo que va de diciembre, la caja no llega a los 7.000 euros; de hecho ha habido días que la recaudación no ha superado los 200 euros y algún otro que ni siquiera ha llegado a abrirse.

El ejemplo puede extrapolarse a cualquier capital andaluza. De hecho, corrobora un informe de la Federación de Comercio de Málaga (Fecoma), que hace poco difundió un barómetro que indica que el 65% de los empresarios está ingresando menos de 10.000 euros. La misma radiografía malagueña revela que siete de cada diez consumidores ha recortado sus gastos casi un 30%.

La Confederación Empresarial de Comercio de Andalucía (CECA) no necesita más pruebas y confirma que, si la caída no se frena en los diez días que restan de año, éste se cerrará con un 20% menos de ventas. Y es una media, pues algunos negocios están vendiendo un 80% menos. Su última esperanza está depositada en la Junta de Andalucía que se ha comprometido a prestar dinero a los comerciantes que, agradecidos, reclaman también al Gobierno autonómico que "presione a las cajas de ahorro" para que se reanude la financiación de activos.

Los sindicatos optan por esperar a que se cierre el año para hacer una valoración de la crisis en el comercio, pero coinciden en que la situación es "crítica". Hay datos para argumentar este diagnóstico. Por ejemplo, el último balance oficial disponible del Instituto Nacional de Estadística (INE), que indica que las ventas del comercio al por menor disminuyeron un 7,3% en octubre con respecto al mismo mes del año anterior. El descenso, que fue algo inferior a nivel nacional, ha sido constante desde el pasado enero, aunque la mayor bajada se produjo en junio, cuando casi se llegó al 10%. Como consecuencia, los comerciantes andaluces iniciaron en julio las rebajas con fuertes descuentos para dar salida al stock almacenado, tras una mala campaña de primavera-verano, en la que las ventas habían disminuido un 15%. De hecho, el negocio se estancó en los primeros meses del año, pues la campaña de rebajas de invierno se cerró en marzo con una facturación de 330 millones de euros, de los cuales dos tercios se ingresaron en tiendas de Sevilla, Málaga y Cádiz.

Según datos de la CECA, en octubre se ha producido otro punto de inflexión en forma de amenaza de cierre para muchos comercios andaluces. "Es más grave de lo que pensamos al principio: la crisis financiera ha hecho que la banca cierre el grifo a los comerciantes, que no tienen ahora posibilidad de pedir préstamos y pólizas de créditos; y luego ha llegado la crisis del consumo, la gente no compra", explica José Guerrero, secretario general de la CECA.

Los segmentos más afectados dentro del sector son todos aquellos que, indirectamente, tienen que ver con la construcción: muebles, decoración de hogar y electrodomésticos. En estos negocios la bajada de las ventas supera el 40% de media. Hasta noviembre, sólo la alimentación había evitado el batacazo pero, desde octubre, ha comenzado a tropezar y la bajada en las ventas ya supera el 3%.

A ello se suma también el nivel de impagos, escala en la que Andalucía ocupa el segundo lugar de España, detrás de Canarias. Según el último balance, la morosidad sigue en alza y el importe de los recibos impagados casi se ha doblado el pasado octubre en Andalucía al subir un 46% con respecto a 2007.

Aun así el pequeño y mediano comercio no se acompleja. De momento, ha optado por reducir los márgenes de beneficios y tirar los precios tambaleándose en el límite de lo legal. A lo largo de todo el año han sido habituales los carteles de descuentos increíbles en los escaparates. "Se ha optado por reducir los costes y eso ha permitido mantener las plantillas", explica Guerrero. Ganar menos para perder menos. Según los datos del INE, no se ha creado empleo en el sector minorista, sobre todo después del verano, pero tampoco se está destruyendo. El descenso registrado en Andalucía el pasado octubre fue de un 2,4% y ésta es una de las tasas más altas del ejercicio. El balance del año indica en que esta tendencia se romperá pronto si los comerciantes no acceden las habituales líneas de financiación.

La falta de liquidez asfixia a los comerciantes que, en Andalucía, han encontrado la complicidad del consejero de Turismo y Comercio, Luciano Alonso. El Gobierno andaluz está apostando con firmeza por este sector, que representa el 10% del Producto Interior Bruto (PIB) y el 16% del empleo de la región. De hecho, el comercio minorista andaluz es el que tiene más peso de toda España. Fruto de este compromiso es el III Plan de Comercio Interior de Andalucía que, durante 2008, ha invertido 47 millones de euros en incentivar proyectos de urbanismo comercial. En este marco, a principios de mes, la Junta ha confirmado nuevas medidas para el sector. Según confirman fuentes de la Consejería, se han iniciado ya los procedimientos necesarios para abrir en 2009 una línea de financiación por importe de 46,9 millones de euros y cuyo objetivo es mejorar la liquidez de las pymes comerciales "que tendrá su reflejo material en forma de préstamos reintegrables en condiciones favorables". Según explica el secretario de la CECA, una vez aprobados los presupuestos, los comerciantes esperan recibir este dinero en el mes de febrero y todavía desconocen si los préstamos llegarán directamente a ellos o en forma de avales.

Esta ayuda se suma a otras fórmulas de apoyo a las que la Junta destinará también 2,37 millones de euros y que persiguen que las pymes mejoren su productividad y su rentabilidad. Los resultados de este plan se verá a medio plazo, según estima la CECA, y contempla la creación de una oficina de asesoramiento para facilitar la conexión entre los comercios y los proveedores; la puesta en marcha de cheques-servicio para que las pymes compren nuevas tecnologías a sus comercios a un precio bonificado; y la creación de un plan de excelencia comercial. Además, también se apostará por la profesionalización de las plantillas facilitando cursos de formación y, por último, se harán campañas promocionales al estilo de las grandes cadenas y centros comerciales con el objetivo de incentivar el consumo.

Esto es lo que, a título individual, han iniciado algunos comerciantes, obligados a agudizar el ingenio en tiempos de crisis con sorteos de viajes, de thermomix y otros pequeños electrodomésticos, concursos y teatros callejeros. Aunque la fórmula aún no la logrado triunfar con claridad, el Gobierno autonómico y las federaciones de comerciantes apuestan por el sistema de centro comercial abierto, en el convencimiento de que la unión hará la fuerza. Este modelo de asociacionismo está creciendo mucho en los últimos años; ya hay más de un centenar de centros en Andalucía.

En esta línea, la Junta realizará en los próximos meses campañas promocionales en estos centros e incluso creará rutas turístico-comerciales para incentivar el consumo, actividades y presentes similares a los ideados en Navidad. Los comerciantes confían en llegar a Reyes con un 20% más de ventas. Cerrar la caja con más de 10.000 euros este diciembre sería el mejor regalo para muchas tiendas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios