La Junta prescinde de más de 16.000 empleados públicos en sólo un año

  • Recorte de más de 7.000 sanitarios y otros 7.400 profesores, pero también en Administración General y Justicia. Sólo Murcia supera el tijeretazo en la región, al nivel de Castilla-La Mancha.

Comentarios 110

La prioridad por el mantenimiento del empleo, la educación y la sanidad reiterada como un soniquete por los dirigentes de la Junta de Andalucía (PSOE-IU) cae en saco roto con la lectura de los datos oficiales.

Andalucía ha perdido en un año 16.343 empleados en su Administración, sin contar a las empresas públicas, el 88% de ellos en educación y sanidad. El recorte (-6,4%) no tiene parangón en otra comunidad, salvo en Murcia (-12,7%) y Castilla-La Mancha (-6,4%). El ajuste es tal que uno de cada tres empleados públicos de las autonomías que perdieron su trabajo el año pasado fue andaluz.

Los datos pertenecen al Boletín Estadístico del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas, con fecha a 1 de enero de 2013. Esta publicación semestral del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas recopila los efectivos de las distintas instituciones desde 1990.

Hasta este año la Junta de Andalucía había mantenido un ascenso equilibrado en el número de sus servidores públicos. La Administración autonómica inició su andadura en 1982 con 21 funcionarios y 16 laborales; en 2012 superó los 255.000 empleados.

El descenso más brusco en la historia de la Administración autonómica se registra el pasado año, ya que a 1 de enero de 2013 las estadísticas anotan 238.909 trabajadores en la Junta.

El personal de Educación y Sanidad es el más perjudicado. En la docencia no universitaria la Junta ha pasado de 115.567 empleados a 108.153, un 6,4% menos. La Junta mantuvo intacta la ratio de escolares ante el aumento del horario lectivo del Gobierno central, pero sacrificó a más de 4.500 interinos. Otras plazas por jubilaciones o excedencias no se repusieron: el Ministerio de Educación bloqueó la convocatoria de 2.389 plazas para Secundaria e instó a la Junta a que se ciñera al 10% de la tasa de reposición.

La Junta protestó, pero se ahorró la convocatoria. Este año sí ha convocado 592 plazas en Primaria.

En sanidad el recorte ha sido de un 7,3%. El pasado jueves el senador del PP Jesús Aguirre aludió a un informe laboral de los ministerios de Empleo y Sanidad que recogía estos mismos datos. La Consejería de Salud replicó que era una información "tendenciosa" que ignoraba los profesionales que tienen contratos de corta duración, tanto eventuales como interinos sustitutos.

Los datos oficiales añaden que el tijeretazo se completa con 1.328 trabajadores en consejerías y organismos autónomos y 574 en personal de Justicia.

Este recorte no es sólo inédito en la historia de la autonomía, sino que es singular de la comunidad autónoma. Porque las restricciones del Gobierno central han sido comunes para todas las autonomías pero, salvo Murcia, Andalucía es la que acomete mayor recorte de empleo público, junto a Castilla-La Mancha y seguida de Cataluña (-1,9%), Madrid (-1,6%) o Valencia (-1,3%).

El ajuste del pasado año pone a la Junta entre la que más empleo público ha destruido desde que comenzó la crisis, un 7,3% menos de personal desde 2009. La supera de nuevo Murcia (-8,3%), pero también, Madrid (-8%) y País Vasco (-9,2%), la única que creció un poco en 2012. También disminuye Cataluña (13,4%), pero esta comunidad alega una adecuación en la metodología de su área sanitaria. Las restantes autonomías no han recortado tanto empleo.

Tampoco el Estado. De hecho en la comunidad ascendieron en 2012 por el regreso de las competencias del Guadalquivir. En 2013 la bajada de efectivos fue de un 1,7% y se quedan en 92.577.

Más abrupta fue la bajada del personal dependiente de ayuntamientos y diputaciones, de un 12% en el conjunto del país y de un 10,8% en Andalucía. De hecho, los últimos ERE en los municipios andaluces han recortado el personal local un 7,1% y son 113.369.

Justo lo contrario ha pasado en el personal al servicio de las universidades, que desde 2009 se ha incrementado hasta los 25.571 este año, un incremento de un 31,6% en la comunidad, inferior no obstante al conjunto de las universidades españolas (49,6%).

De las administraciones públicas presentes en Andalucía dependen 470.426 empleados públicos, el 18,2% de los ocupados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios