La Junta estudia por qué la Guardia Civil dejó ir a las menores de Córdoba

  • Las niñas estaban acompañadas por un adulto cuando pusieron la denuncia en el cuartel

La consejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, defendió ayer la actuación de la Guardia Civil en el caso de las cinco menores desaparecidas desde el lunes y que acudieron al cuartel de Palma del Río (Córdoba) para denunciar el presunto maltratao que recibieron en el centro de Hornachuelos en el que estaban internas. Navarro calificó de "correcta" la intervención de los agentes, aunque confirmó que la Junta investiga su actuación.

Los guardias civiles dejaron marchar a las menores a pesar de su edad y de que había una denuncia previa por desaparición.

La consejera informó de que las niñas estaban acompañadas por un adulto cuando formularon la denuncia y aseguró que el director del estuvo presente cuando las menores dieron su versión de los hechos en el cuartel.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios