La Junta califica el aborto como un "fracaso social y colectivo" e incidirá en la prevención

  • Más de 20.000 interrupciones voluntarias del embarazo se registraron el pasado año

La consejera de Salud, María Jesús Montero, admitió ayer que el proceso del aborto "siempre es un fracaso social y colectivo", señaló que cualquier dato relativo a una interrupción voluntaria del embarazo así lo pone de manifiesto, y abogó por "seguir intensificando las actuaciones en materia de prevención del embarazo no deseado". Tras inaugurar un congreso sobre procesos asistenciales, Montero se refirió de esta manera al informe del Ministerio de Sanidad y Consumo que refleja que el número de abortos practicados en Andalucía el pasado año ascendió a 20.358, frente a los 18.581 en 2006, un 9,5 % más.

Montero incidió en la necesidad de advertir a la población adolescente, "que es la que más nos preocupa por el crecimiento que ha experimentado en este tipo de procedimientos y, además, por ser una población más vulnerable". Los tramos de edad en los que se concentraron el mayor número de interrupciones voluntarias del embarazo en la comunidad fueron entre 20 y 24 años, con 5.575 abortos. "Tenemos que intensificar las campañas informativas de educación sexual, de utilización del preservativo y de métodos anticonceptivos dirigidos a este población, ya que una educación sexual plena no tiene que llevar necesariamente a realizar actuaciones no deseadas", abogó Montero.

En cualquier caso, puntualizó que los datos de abortos en Andalucía relativos a 2007 "reflejan que su crecimiento es inferior a la media española", de un 10,3%. Añadió que la tasa de abortos practicados en la comunidad por cada 1.000 mujeres está en torno al 11,22% y apostó por "no bajar la alerta en ningún caso".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios