Ingresa en prisión el presunto asesino del joven malí de La Mojonera

  • También lo han hecho dos de sus compatriotas, a los que, sin embargo, ha exculpado de participar en el homicidio

El titular del Juzgado de Instrucción número 1 de El Ejido (Almería) ha dictado el ingreso en prisión de Mohamed S., el presunto autor de la muerte en La Mojonera (Almería) del joven malí Sega S., así como de sus dos compatriotas, a los que ha exculpado de participar en el homicidio.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) han informado a Efe de que el titular del Juzgado ha atribuido a Mohamed S., de 28 años, la presunta autoría de un delito de homicidio contra el malí, por lo que ha decretado su encarcelamiento provisional.

El juez ha dictado también autos de ingreso en prisión contra los dos marroquíes detenidos junto al anterior, Aziz E.S. y Abderrahim L., a los que ha exculpado de participar en el homicidio, aunque les ha acusado de la supuesta comisión de delitos de riña tumultuaria y de robo con violencia en grado de tentativa.

Una vez concluida la toma de declaración de los tres detenidos por la muerte del malí y de los cinco arrestados por su participación en los incidentes registrados en La Mojonera, a los que el mismo juzgado envió ayer a prisión, el titular de este órgano se inhibirá a favor del Juzgado de Instrucción 5 de El Ejido, que es el que instruye los hechos que empezaron la noche del domingo.

Sobre las 21.00 horas de ese día, los tres marroquíes que hoy han testificado ante la autoridad judicial trataron presuntamente de sustraer la cartera al joven ciudadano malí, tras lo cual se inició entre ellos una discusión durante la que Mohamed S. asestó una puñalada al subsahariano, quien falleció poco después.

El homicidio suscitó la ira de la comunidad subsahariana, que protagonizó una serie de incidentes y de enfrentamientos con vecinos magrebíes del municipio que causaron, además de las detenciones, destrozos en algo más de una veintena de vehículos y locales comerciales, en su mayoría regentados por magrebíes.

Una vez contenidos estos incidentes, la Guardia Civil, que desplegó un amplio dispositivo en la zona, logró detener sobre las 2.30 horas del lunes a los tres marroquíes, que se ocultaron tras el apuñalamiento del malí en una vivienda de la localidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios