Imputada la madre del ex alcalde de Estepona por blanqueo

  • El hermano de Barrientos también es imputado por este delito y por tráfico de influencias

Continúa el reguero de declaraciones en el marco de la operación Astapa. Ayer la instructora del caso, Isabel Conejo, imputó los presuntos delitos de blanqueo de capitales y tráfico de influencias a la madre del ex alcalde Antonio Barrientos y a uno de sus hermanos. En ninguno de los casos se adoptaron medidas cautelares.

La instructora del caso también le atribuyó anteriormente un presunto delito de blanqueo a una prima del ex regidor, mientras que a otro primo le imputó blanqueo, tráfico de influencias y cohecho. Estos tres últimos delitos son los mismos que se mantuvieron al propio Barrientos, en cuyo caso la juez también habla de malversación.

Al margen de los familiares de Barrientos, que permanecen en prisión, ayer también se mantuvo la imputación por los presuntos delitos de falsedad y cohecho a un abogado del área de Disciplina Urbanística, cuya responsable en el pasado mandato, María Miralles ha resultado en esta semana imputada por prevaricación.

Precisamente Miralles, hasta ahora concejal socialista en el gobierno, estuvo ayer en el ojo del huracán de la lucha entre los grandes partidos a nivel regional. Desde el PSOE, su vicesecretario general en Andalucía, Luis Pizarro, aseguró que el partido le pedirá que entregue su acta de concejal, a lo que añadió que "se la suspenderá de militancia al igual que se hizo con los otros ediles" expulsados del partido por negarse a entregar su acta a pesar de estar imputados, por lo que pasaron al grupo de no adscritos dejando al PSOE con 7 concejales frente a los 11 conseguidos en las urnas.

Pizarro, además, dejó claro que su partido "no está a favor de la disolución" y se dirigió al presidente del PP-A, Javier Arenas para pedirle que "sea responsable y acepte un acuerdo de gobernabilidad".

Sin embrago, los populares no están por la labor. Ayer mismo el presidente del PP provincial, Elías Bendodo, insistió en exigir "la disolución del Ayuntamiento" y la constitución de una nueva corporación. Postura que ya había avanzado esta misma semana el portavoz popular en Estepona, Ignacio Mena, quien dijo que no estaban dispuestos "a participar en este circo".

El coordinador general de IULV-CA, Diego Valderas, exigió ayer al PSOE-A que solicite la dimisión "inmediata" de Miralles. En declaraciones a Europa Press, Valderas indicó también que si la concejal se niega a renunciar al cargo y a abandonar su acta, el Gobierno municipal de Estepona debe situarla fuera del grupo socialista, "en situación de persona no adscrita".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios