Una mancha roja en la costa de Huelva obliga a cerrar varias playas

  • El Ayuntamiento de Lepe apunta a su origen biológico y a que la produce un alga

Los usuarios de distintas playas de la provincia de Huelva, en la franja comprendida ente Islantilla y Punta Umbría, se vieron ayer sorprendidos por la aparición de manchas rojas en el agua y por la inmediata prohibición del baño. En la playa de La Antilla la reacción del Ayuntamiento de Lepe fue rápida, que señalizó a mediodía con boyas toda la zona que quedó excluida al uso y se izó la bandera roja.

La teniente de alcalde de Turismo, Bella Verano, reconoció que la situación les preocupó porque desconocen las causas de estas manchas. A la espera de un análisis de las muestras tomadas por técnicos de la Consejería de Medio Ambiente, se pidió a los bañistas que no usasen la zona por no saber si esta situación apunta a un fenómeno natural o si por el contrario se trata de un episodio contaminante.

La propia edil lepera indicó que el agua afectada presentaba una sustancia de carácter aceitoso pero que no mancha ni produce olor. No obstante, y a falta de la confirmación por los análisis, desde el ayuntamiento de Lepe se aseguraba que todo apunta a que la mancha es de origen biológico y producida por un alga.

Según explicó Verano, las manchas llegaron con la marea y los responsables municipales de las playas afectadas se organizaron a la espera de conocer el origen de estas manchas que obligaron a izar la bandera roja por precaución. En el caso concreto de La Antilla, el tramo de playa afectado se cerró al baño pasadas las 13:00, al detectarse en el agua esa mancha de color rojo con una anchura de alrededor de 4 metros y una longitud de varios kilómetros con formaciones intermitentes.

Desde el Ayuntamiento de Lepe se dio aviso a la Junta de Andalucía, que desplazó a la zona a técnicos de la Consejería de Medio Ambiente que tomaron muestras para conocer el origen de la mancha.

Este suceso se producía además en uno de los primeros días de lleno en las playas por las altas temperaturas, lo que provocó una imagen de orillas repletas de bañistas y un mar vacío sin que nadie se atreviese a darse el primer remojón de la temporada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios