La Fiscalía se opone a la puesta en libertad de Barrientos por su influencia en otros imputados

  • La Audiencia Provincial de Málaga acogió hoy a puerta cerrada las tres vistas sobre los recursos presentados por las defensas contra los autos de prisión del ex acalde, el jefe de Gabinete de Alcaldía y el edil del PES, José Ignacio Crespo

La Fiscalía Anticorrupción se opuso hoy a la libertad del ex alcalde de EsteponaAntonio Barrientos, del que fuera jefe de Gabinete de Alcaldía José Flores y del edil del Partido Estepona (PES) José Ignacio Crespo, que se encuentran en prisión desde finales del pasado mes de junio tras su detención por el caso 'Astapa', contra la corrupción urbanística municipal.

La Audiencia Provincial de Málaga acogió hoy a puerta cerrada, al estar secretas las actuaciones, las tres vistas sobre los recursos presentados por las defensas contra los autos de prisión dictados por la jueza que investiga el caso, Isabel Conejo, respecto de los tres imputados. En los tres recursos se solicitaba la puesta en libertad y la Sala decidirá en los próximos días.

En estos tres casos, el fiscal pidió que se confirmaran los autos y se mantuviera la situación de prisión, basándose fundamentalmente, según indicaron fuentes fiscales, en la influencia que podrían ejercer en coimputados, peritos y testigos, aunque también apuntaron a las penas que se les podrían llegar a imponer en función de los delitos por los que están imputados.

Así, las fuentes señalaron que se trata de una localidad pequeña en la que ha habido "cierto clientelismo" durante estos años y se han creado "muchos intereses recíprocos". Además, precisaron que queda gente por declarar y deben de hacerlo "de la manera más imparcial posible".

En el caso del ex alcalde, desde su defensa aseguraron que no hay posibilidad de influir en fuentes de pruebas después de que éste ha renunciado desde el primer momento a todos sus cargos, lo que se ha acreditado documentalmente; y "una vez que su enemigo es el alcalde, ha cogido Urbanismo y se han cesado a 25 personas de confianza".

Asimismo, precisaron que tampoco existe riesgo de fuga, otro de los argumentos que la jueza basaba en las posibles penas que se le podrían imponer. Indicaron que Barrientos, al que se le imputan los delitos de cohecho, tráfico de influencias, malversación y blanqueo, conoce los cambios que se han producido desde su detención y que tiene "paz interior y la conciencia tranquila".

La jueza apuntaba en su resolución a la gravedad de las penas, lo que "lleva a pensar que existe riesgo de fuga ante la posibilidad de que el imputado huya" y argumentaba que "podría llegar a interceder en declaraciones de otras personas implicadas en los hechos o testigos" por el "poder" y tener "una gran influencia sobre el resto de miembros del Consistorio y empresarios de relevancia" por su posición dentro del Ayuntamiento.

Por su parte, los abogados de Flores, al que se le imputan los delitos de cohecho, malversación, tráfico de influencias y blanqueo, solicitaron también la puesta en libertad, al considerar que no se dan los requisitos legales para una prisión incondicional; igual que ocurre en el caso de Crespo, según su defensa.

En este caso, se preguntó en qué persona y cómo puede influir el concejal del PES, al que se le imputan los delitos de cohecho, tráfico de influencias, malversación y blanqueo de capitales, que no lo pueda hacer cualquiera de los demás imputados que están en libertad y apuntó, en declaraciones a Europa Press, que "no se pueden hacer afirmaciones genéricas".

Además, destacó que a pesar de conocer la operación policial y estar en un lugar con aeropuerto internacional "se entregó a la Policía, con la que estuvo en continuo contacto", por lo que no existe riesgo de fuga, recordando que en el caso del ex edil de Marbella, imputado en 'Malaya', Pedro Román, la Sala lo tuvo en cuenta y le impuso una fianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios