"Espero que podamos demostrar que hay otras formas de hacer política"

  • El nuevo regidor reconoce la difícil situación económica del municipio, asegura que actuará con el ejemplo y promete tolerancia cero con las irregularidades

-Su nombre no sonaba entre los favoritos para hacerse con la Alcaldía. ¿Qué es lo que ha cambiado en el seno del PSOE?

-A lo largo de los últimos años me he caracterizado por guardar una absoluta prudencia acerca de las deliberaciones adoptadas en el seno del PSOE y, por tanto, en esta ocasión no va a ser menos. Lo que sí quiero es agradecer a todos los integrantes del grupo municipal socialista su colaboración, así como al resto de los partidos políticos por el trato dispensado a mi persona en las últimas semanas.

-Ha sido muy crítico con su propio partido. ¿Se siente respaldado?

-Evidentemente, si no tuviera el respaldo de mi partido esa propuesta no se hubiera planteado siquiera. En el pleno ha estado Marisa Bustinduy, en su calidad de secretaria provincial, Juan Paniagua, presidente provincial del partido además de la gestora, al margen de otros compañeros que han estado respaldando la postura adoptada en Estepona. Estoy convencido de que ese respaldo va a seguir existiendo. En cuanto a mi actitud crítica, a nadie se le escapa que han sido muchas las diferencias que han existido respecto a las decisiones adoptadas en el equipo de gobierno, pero siempre entiendo que desde la lealtad y el sentido común. Cuando uno no comparte algo, no sólo es lógico, sino además conveniente, que de una manera democrática se exterioricen esos pronunciamientos. Pero más que analizar lo sucedido hay que mirar al futuro con ciertas dosis de ilusión. Estepona tiene por delante muchísimos retos que van a requerir el consenso de los partidos de la corporación además de las entidades supramunicipales.

-¿Cuál es su relación con el resto del grupo ?

-En todo momento ha sido muy buena. El hecho de que se forme parte de una familia no significa que todos tengamos que tener una misma concepción de la realidad. Ahora bien, por encima de las apetencias personales existe una disciplina de grupo, unos órganos supramunicipales de dirección y unos estatutos que emanan de los congresos de la militancia. Es envidiable que en situaciones concretas se adopten decisiones con una visión de conjunto.

-¿Le ha sorprendido que Zamorano [edil expulsado del PSOE tras su imputación] haya apoyado su candidatura?

-Paniagua dejó claro su deseo de que el candidato elegido no tuviera ni siquiera el respaldo de los concejales que fueron expulsados del partido. Ahora bien, cualquier concejal es muy libre de decidir el sentido de su voto. Lo que sí tengo muy claro es que llegado este momento, más allá de las diferencias que puedan existir entre todos los miembros de la corporación, ahora se abre una etapa en la que teniendo la capacidad de consenso como bandera se van a obtener muy buenos resultados.

-La situación económica del Ayuntamiento no es la mejor.

-Tenemos que abordar la situación con los habilitados de carrera, pero a nadie se le escapa que no es la mejor. Tenemos que adoptar actitudes ejemplarizantes. Yo he anunciado que lo primero que haré será bajarme considerablemente el sueldo, medida que irá acompañada de un plan de austeridad económica y de contención del gasto público.

-Urbanismo es uno de los pilares más importantes. ¿Cómo se va a gestionar?

-Es absolutamente prioritario que la oposición se sume a los consejos de administración de las empresas municipales y que los habilitados nacionales de carrera puedan tener ciertos roles también en ellas. Por lo demás, sería aventurado pronunciarme ahora al respecto.

-¿Cómo es su relación con Rafael Duarte?

-Magnífica. Él sabe que en todo momento ha contado con mi respaldo más absoluto. Rafael Duarte ha sido, es y será una pieza fundamental y clave del PSOE en Estepona.

-En el caso de que se vayan produciendo más imputaciones, ¿gobernaría con imputados?

-Ahora mismo, pronunciarse sobre cómo podrían ir evolucionando los acontecimientos sería descabellado. En el PSOE existen unos estatutos que se basan en la tolerancia cero. Los responsables políticos no sólo tenemos que ser honrados, sino también parecerlos. Qué mejor manera de defender nuestra inocencia que desde la privacidad, sin causar un daño a la institución a la que se representa. El nuevo equipo de gobierno debe regenerar la vida política.

-¿Se ve como alcalde durante los próximos tres años?

-Tengo muy claro que quiero dedicar los próximos tres años de mi vida a conseguir parte de los objetivos que se han marcado. Confío en que se dé la oportunidad al nuevo equipo de gobierno de demostrar que realmente creemos en que existe otra manera de gestionar la vida política. Espero que así lo entienda el resto de la corporación. El pueblo de Estepona se ha caracterizado a lo largo de este mes por su madurez democrática y los políticos vamos a estar a la altura de las circunstancias.

-¿Qué pautas va a seguir la política de personal?

-Hay que reunirse con las centrales sindicales para conocer la situación y adoptar medidas. Lo que está claro es que los principios de mérito, capacidad y concurrencia pública tienen que pasar a ser algo consustancial a la oferta pública de empleo. Es una demanda histórica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios