"La Enfermería era ya deficitaria antes de la crisis"

  • El sindicato mayoritario en el SAS, el Satse, advierte de los riesgos ante la sobrecarga

Comentarios 2

"La plantilla de Enfermería era ya deficitaria antes de la crisis. La infrafinanciación es permanente; y con la crisis, los recortes han agravado aún más la situación", explica Francisco Muñoz, secretario general de Satse-Andalucía, la central mayoritaria en el Servicio Andaluz de Salud. "Más allá de las siglas políticas, defendemos de manera apasionada y fervientemente el sistema público porque es el que garantiza una asistencia equitativa; y nos preocupan los continuos recortes en Sanidad, sector que no es responsable de la crisis", añade.

Los enfermeros se consideran a sí mismos como los profesionales más discriminados y más afectados por los recortes de los distintos gobiernos. "Falta mucho personal. Donde antes había cuatro enfermeros ahora hay dos y con suerte", comenta Francisco Muñoz. La falta de personal de una plantilla menguante lleva a la sobrecarga de los profesionales que permanecen en centros de salud y hospitales. "Soportan cada vez más estrés, crece la conflictividad y el riesgo a cometer errores", advierte.

Además de perder la paga extra como el resto de los empleados públicos a los enfermeros les duele especialmente la pérdida de un 10% en las llamadas cantidades variables, que son conceptos derivados de las guardias y la nocturnidad. "Nosotros trabajamos las 24 horas los 365 días del año, a diferencia que la mayoría del resto de empleados públicos que cubren una sola jornada (de mañana o de tarde). No existen tres plantillas de enfermeros (manaña-tarde-noche) sino que una única plantilla hace guardias de noche y festividades al alargar turnos. Esta penosidad del trabajo sanitario estaba reconocida por el SAS en los conceptos variables, que se han reducido un 10%. A ello se suma la pérdida de personal por la reducción del 25% de los eventuales, la nula sustitución y la falta de cobertura de las jubilaciones (sólo el 10% se cubren).

Para el Satse existe margen para que el SAS ahorre de otras partidas como, por ejemplo, la burocracia que ha generado las Unidades de Gestión Pública, con duplicidad de cargos directivos e intermedios.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios