Energías renovables, ¿única solución?

  • El Defensor del Pueblo insta a la Junta a elegir un modelo "efectivo" para luchar contra el cambio climático · La opción de la nuclear no convence al Gobierno por su "alto riesgo"

Las renovables están de moda. El Gobierno central las menciona casi como una fórmula mágica, junto al ahorro, para conseguir la sostenibilidad energética y hacer frente al cambio climático. La Junta de Andalucía reitera su apuesta por las renovables y confía en el objetivo de producir en 2013 con este tipo de fuentes el 31,8% de la energía eléctrica, lo que supondría el equivalente al consumo del 90% de los hogares andaluces.

Descartada, de momento, el aumento de la potencia de la energía nuclear del país "por su escasa rentabilidad y su alto riesgo", según explicó la pasada semana Francisco Vallejo, consejero de Innovación, Ciencia y Empresa, las alternativas se basan en las plataformas solares, eólicas o la biomasa, entre otras. ¿Podemos confiar en un futuro basado en la hegemonía de las energías denominadas limpias? El Defensor del Pueblo Andaluz, en su último informe, destaca que todas tienen inconvenientes.

José Chamizo ha instado a definir un modelo que "dote de verdadera efectividad a la lucha que se pretende entablar contra el cambio climático". Junto al coordinador general de Ecologistas en Acción en Andalucía, José Rodríguez Sillero, analiza la "encrucijada decisoria" a la que se enfrentan los poderes públicos, en un futuro que ya ha llegado:

planificación. Las decisiones políticas que en materia energética deben adoptarse próximamente pueden resultar transcendentales para el futuro, por lo que el Defensor reclama antes un proceso "muy serio de reflexión y análisis, aunque sin olvidar la premura que exigen los retos inaplazables del calentamiento global". Ecologistas en Acción coincide con el planteamiento de la institución y demanda una mayor planificación del actual sistema.

presiones. Las empresas se han dado cuenta del mercado que ofrecen las energías renovables. Las grandes compañías han empezado a tomar posiciones y las inversiones públicas han crecido espectacularmente en los últimos años. El Defensor avisa a la Administración de que el modelo no puede estar influenciado por las presiones del poder económico. Rodríguez Sillero asegura que en el mercado ya existen "cazaprimas", perseguidores de subvenciones, y afirma que en la ubicación de determinadas plantas ha primado que el terreno fuera más barato que el impacto que iba a producir sobre la avifauna.

alternativas. El Defensor del Pueblo indica que la apuesta genérica por las energías renovables, "que durante mucho tiempo ha sido valorada sin matices como muy positiva, comienza a mostrar sus facetas oscuras y sus riesgos a la hora de elegir entre las posibilidades existentes".

Energía solar. Aunque parece revelarse como la más aconsejable, no acaba de superar los retos tecnológicos que dificultan su eficiencia y pone en duda su capacidad para suplir con éxito otras fuentes energéticas, expone Chamizo. Rodríguez Sillero no entiende que Alemania cuente con mayor número de plataformas solares que España con menos horas de sol que Andalucía. El incremento de inversión en investigación y desarrollo pasan por ser las claves de su consolidación.

Energía eólica. Posiblemente la más eficiente de las energías limpias, se ha revelado como un factor de contaminación paisajística y presenta algunos riesgos para la seguridad de la avifauna, expone el informe del Defensor del Pueblo. Aconseja renovar e incrementar la rentabilidad y eficacia de los elementos ya instalados, en detrimento de un aumento continuo en el número de parques eólicos. Los ecologistas reclaman un mejor estudio de la ubicación para evitar riesgos.

Energía atómica. Chamizo expone que su valoración como la alternativa más eficaz a los combustibles fósiles parece crecer por momentos, "pero no consigue hacer olvidar los graves riesgos inherentes a la misma". Partidario de que se abra un debate sobre su uso, considera que "no parece una apuesta razonable mientras sigan siendo tan altos los riesgos derivados de la misma". Ecologistas en Acción da un no rotundo mientras no se solucione el problema de los vertidos de uranio.

Biocombustibles. El Defensor dedica un apartado especial a la opción energética "más en boga". Indica que la apuesta pública y privada por esta fuente de energía puede conllevar alteraciones para el mercado agroalimentario y graves perjuicios para las economías más débiles y dependientes. Para Chamizo, "parece arriesgado apostar de forma genérica e incondicional" por ellos y aconseja que se apueste por aquellos biocombustibles que utilizan como fuente energética restos agrícolas y forestales o especies vegetales que no tienen especial valor ecológico, ni inciden de forma directa en el mercado agroalimentario. Sillero asegura que empresas que han apostado por esta renovable ni siquiera han empezado a funcionar una vez instaladas al darse cuenta de que no es una opción válida. Los ecologistas mantuvieron un debate hace un año para posicionarse y los rechazan porque la materia prima hay que traerla de miles de kilómetros de distancia. Al echar cuentas para obtención del materi al, entre transporte y demás, sumaba unas emisiones de CO2 que les hacen desaconsejar esta opción.

protagonismo. ¿Qué puede hacer Andalucía? El Defensor se remite a la máxima "piensa globalmente y actúa localmente". En los foros nacionales e internacionales, anima a la Junta a hacer valer sus criterios en relación con las decisiones que deban adoptarse en materia de política ambiental.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios