Desarticulan en Málaga y Madrid una red que falsificaba tarjetas y vendía ilegalmente vehículos

  • En la operación 'Nakaro' han sido detenidas doce personas y se han practicado once registros en Málaga y Madrid en los que se ha localizado un taller de falsificación de tarjetas y documentos, así como dos laboratorios de droga

La Policía Nacional ha desarticulado una organización criminal de ciudadanos argentinos y españoles, asentada en Málaga y Madrid, dedicada a la falsificación de tarjetas de crédito, al tráfico ilícito de vehículos y al cultivo, elaboración y tráfico de estupefacientes, entre otros delitos.

En la operación, denominada "Nakaro", han sido detenidas doce personas y se han practicado once registros, en los que se ha localizado un taller de falsificación de tarjetas y documentos, así como dos laboratorios de droga, uno de ellos integrado por una plantación y un cultivo hidropónico, (tipo de cultivo que realiza sin tierra) de marihuana.

Según ha informado Policía Nacional, también se han recuperado nueve vehículos de alta gama, algunos ya vendidos a compradores de buena fe, y otros con documentación y placas falsificadas preparados para su venta.

Además, se ha intervenido numeroso material informático, tarjetas de crédito, dinero en efectivo y objetos comprados con las tarjetas falsas.

Su uso fraudulento les había reportado unos beneficios confirmados que ascienden a más de 350.000 euros,si bien se estima que podrían alcanzar los 2.000.000 de euros.

Las investigaciones se iniciaron en noviembre del pasado año, tras recibirse diversas denuncias en la comisaría local de Alcobendas, en las que se informaba de la posible falsificación de tarjetas de crédito.

En la operación "Nakaro" se ha actuado sobre todos los estamentos o niveles de la organización, que contaba con la presencia de un líder carismático sobre el que se sustentaban todas las actividades ilícitas cometidas por la red.

Además, la organización se componía de tres equipos, cuyos responsables poseían amplios conocimientos informáticos y técnicos y cada componente tenía una tarea específica y había una fuerte disciplina interna.

El modus operandi consistía en obtener la información contenida en las bandas magnéticas, cuando se realizaba el pago con las tarjetas en establecimientos comerciales, mediante el uso de lectores-grabadores de pequeñas dimensiones.

Otros miembros de la organización eran los encargados de realizar compras con las tarjetas falsificadas en establecimientos donde adquirían sobre todo ordenadores portátiles, consolas de videojuegos, cámaras de vídeo y fotografía, relojes y diversas joyas, que después vendían en el mercado negro.

Los investigadores han constatado que el grupo también se dedicaba al tráfico ilícito de vehículos, para lo cual hacían uso de una identidad falsa para alquilar vehículos de alta gama y realizaban el pago con tarjetas de crédito falsificadas.

Además, en una finca de la localidad de Algete (Madrid) ha sido hallada una plantación y un cultivo hidropónico de marihuana, mientras que en un domicilio de San Sebastián de los Reyesse ha encontrado otro armario invernadero.

Se han practicado once registros en las localidades malagueñas de Torremolinos, Fuengirola y Marbella, en Illescas (Toledo), en Algete, San Sebastián de los Reyes y en Madrid capital, donde se han intervenido distintos efectos, entre ellos nueve vehículos de alta gama (dos Mercedes-Benz, seis BMW y un Chrysler).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios