Desaparecen 14 inmigrantes al caer de una patera frente a la costa de Motril

  • Un golpe de mar hizo que la embarcación volcara cuando se disponía a ser auxiliada · Salvamar pudo rescatar a 23 personas · Varias mujeres y niños se encuentran entre los desaparecidos

"Es improbable que los encontremos con vida, pero los equipos de rescate salen a patrullar con esa esperanza". Esa era la consigna. Pero el fuerte oleaje que azotaba la costa de Motril dificultaba la búsqueda de los 14 inmigrantes que desaparecieron en la madrugada de ayer al volcar una patera de la que fueron rescatadas con vida 23 personas.

Un menor de corta edad, cuatro mujeres y nueve hombres de distintas nacionalidades (Guinea Bisau, Nigeria, Ghana, Sudán y Benin) son los protagonistas de una de las mayores tragedias sufridas en la costa granadina, después de que la patera en la que pretendían desembarcar en España volcase debido a una ola de más de cuatro metros, cuando se encontraban a unas 11 millas al noroeste de la Isla de Alborán y a unas sesenta de las costas de Motril.

Todo ocurrió en un momento y ante los ojos, entre otros, de Enrique Garverí, patrón de la embarcación Salvamar Hamal, que había acudido alertada por un pesquero. El bote neumático estaba ya a merced de un mar embravecido. "Cuando nos acercamos a ellos, la embarcación apagó el motor y una ola la volcó", explicabó Garverí. Fue entonces cuando rápidamente la tripulación comenzó a rescatar a los inmigrantes que habían caído al agua. En total, 23 personas pudieron subir al Hamal. Fueron los inmigrantes rescatados quienes revelaron a la embarcación de Salvamar que iban 37 personas "en una zódiac de dos metros de manga por cuatro de eslora con un motor de 25 caballos".

El patrón del Hamal relató que los tripulantes rescatados presentaban hipotermia "y mucho nerviosismo debido al naufragio". En el momento del rescate, había un viento de 25 nudos y unas olas "de cuatro o cinco metros de altura". La embarcación de Salvamento Marítimo llegó al puerto de Motril sobre las 05.30 con los 23 rescatados, 20 de ellos hombres y tres mujeres, una de ellas embarazada.

Desde esa hora, el dispositivo de búsqueda y salvamento se mantuvo en la zona del naufragio mientras la luz natural permitió prolongar las labores de búsqueda, tanto por medios marítimos, como por el aire. Una embarcación de arrastre estuvo peinando el perímetro de la zona del naufragio, mientras que desde el aire, tanto un avió de Salvamento, como el helicóptero de la Guardia Civil sobrevolaron la zona en busca del rastro de las personas desaparecidas.

La operación se cerraba sin éxito al terminar el día. Sólo la aparición a media tarde de la embarcación, que se encontraba a la deriva, a poca distancia del lugar dio un poco de esperanza a los servicios de rescate que, no obstante, finalizarían la jornada de búsqueda obligados por la caída de la noche sin localizar a ninguno de los desaparecidos.

Se cree que la embarcación partió a media tarde del pasado domingo de alguna población situada en la frontera de Marruecos y Argelia.

5

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios