El Defensor alerta de la desprotección de los menores en las falsas guarderías

  • Chamizo critica la "confusión competencial y la falta de coordinación y supervisión" de Junta y ayuntamientos · Una queja permitió destapar una ludoteca habilitada en una cochera en la que había 31 niños hacinados

Comentarios 2

La educación del segmento más sensible de la población, los niños de 0 a 3 años, no está bajo todo el control que sería deseable. Existen aún muchas guarderías pirata. Un año más, en su Informe de 2007, el Defensor del Menor, José Chamizo, alerta de los abusos existentes en este sector, en el que muchos hacen negocio aprovechándose tanto de "la inexistencia de un adecuada coordinación administrativa", como de la necesidad de padres y madres que, por motivos laborales o familiares, buscan un lugar donde dejar a su hijo. Como prueba, la queja ante esta institución que puso al descubierto un centro en el que en una cochera de 30 metros cuadrados estaban hacinados 31 niños.

La solución que espera esta institución está en el compromiso del Gobierno andaluz por universalizar la enseñanza de 0 a 3 años en esta legislatura y que la gestión plena de los recursos de atención a la infancia recaiga en exclusiva sobre la Consejería de Educación, algo que todavía tendrá que esperar hasta el curso 2009-2010.

Pero el problema no es sólo la "actual confusión competencial" -las guarderías son competencia de la Consejería de Igualdad y Bienestar Social y su supervisión recae en Educación, lo que impide, por otro lado, una unificación de criterios educativos-. Para el Defensor quizás es más grave la falta de regulación de las ludotecas, que para abrir al público sólo precisan de una licencia municipal como espacios de uso recreativo infantil.

En este sector es donde el Chamizo advierte, además, de una "falta de supervisión" de la Junta y los ayuntamientos tanto de los centros como de los servicios que prestan, lo que deja a los niños en una situación de "desprotección". A la posible falta de adecuación del lugar y de cualificación del personal, se suma que las ludotecas, a diferencia de las guarderías, que están obligadas a tener un programa educativo y pedagógico, se dedican tan sólo a la atención de niños de hasta 6 años con fines sólo lúdicos. De esta diferencia muchos padres no son conscientes. Cuando acuden a un centro sólo se preocupan de ver si las instalaciones son buenas y si los profesionales les inspiran confianza, "sin que en la mayoría de los casos se les ocurra solicitar un permiso o documento que acredite que es un centro homologado", constata.

El paradigma de esta maraña administrativa fue el caso detectado en Baeza (Jaén), en el que gracias a una queja ante esta institución -en 2007 se presentaron hasta 32 quejas similares-, se descubrieron las condiciones de hacinamiento e insalubridad de una supuesta guardería.

Tras un primer requerimiento ante las delegaciones provinciales de Igualdad y Educación, al no tener estas constancia del centro, la Oficina del Defensor contactó con el Ayuntamiento, que dijo haber expedido licencia de apertura como guardería en 1996. De nuevo se contactó con Educación y le instó a que realizara una inspección. El resultado: en la cochera de una vivienda unifamiliar y de sólo 30 metros cuadrados estaban hasta 31 menores , desde bebés a niños de 5 años. Y lo peor no era eso. La iluminación era artificial, la ventilación era escasa -el local disponía de una puerta metálica y una sola ventana- y tampoco existían aseos adecuados al ser los sanitarios para adultos. A esto se añadía que en el momento de la inspección, la persona que estaba al cuidado de los menores sólo contaba con el título de Puericultura expedido por el centro de estudios a distancia privado CEAC.

A pesar de casos como éste -aún sin resolverse por parte del consistorio baezano-, en un ejercicio de "optimismo", el Defensor muestra su confianza en que la nueva Ley de Educación de Andalucía corrija la "notable diferencia" entre las plazas ofertadas por la Administración y las demandadas por la sociedad, y que da pie a la aparición de estas falsas guarderías. Un primer paso ya se ha dado. La Consejería de Bienestar ha anunciado que el próximo curso se sumarán a las 57.000 plazas ya existentes otras 15.000 nuevas, con el objetivo de llegar a 100.000 a lo largo de esta legislatura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios