El Defensor del Pueblo investiga supuestas agresiones a un recluso

  • El interno asegura que fue golpeado y herido y después esposado a una cama en su celda

El Defensor del Pueblo ha abierto recientemente una investigación por una denuncia remitida a este organismo por el Defensor del Pueblo Andaluz en la que un recluso del Centro Penitenciario de Huelva denuncia agresiones por parte de varios funcionarios y asegura que el personal sanitario le suministró un laxante tras decirle que era un medicamento para calmar el dolor.

El inicio de esta investigación se recoge en el informe del organismo que preside Enrique Múgica correspondiente a 2007, al que tuvo acceso Europa Press y en el que se indica que, por el momento, no se dispone del informe del centro penitenciario.

El Defensor del Pueblo señala que los incidentes objeto de investigación se produjeron el 24 de abril de 2007, cuando el preso "se retrasó ligeramente a la hora de levantarse por la mañana" y un funcionario "le golpeó en la cara mientras le recriminaba haber introducido drogas" en la cárcel, a la vuelta del permiso penitenciario de seis días que acababa de disfrutar.

Siempre según la versión del compareciente, el funcionario, al que el recluso identificó, registró su celda introduciendo en el bolsillo de la chaqueta del recluso una porción de hachís, con la intención de atribuirle su posesión.

Tras este incidente, al interno se le realizó una analítica de consumo de drogas que dio resultados negativos. Posteriormente fue trasladado a la enfermería del centro, donde se le hicieron unas radiografías que demostraron que el preso no portaba ninguna sustancia ilegal.

El citado funcionario condujo al recluso a una celda de aislamiento, donde otros tres trabajadores del centro también comenzaron a recriminarle su "actitud pretendidamente chulesca". A continuación, según su relato de los hechos, comenzaron a pegarle, "produciéndole heridas de consideración en la ceja, párpado y frente", por lo que precisó recibir nueve puntos de sutura.

El informe del Defensor del Pueblo recoge que según atestigua el recluso, también resultó lesionado uno de sus oídos y las dos rodillas tras ser arrastrado por los funcionarios a lo largo de unas escaleras de dicho departamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios