El Consejo Audiovisual erradica el porno en horario infantil en un año

  • Los operadores retiran las películas, anuncios y chats de contactos sexuales tras la apertura de 19 expedientes sancionadores y tres multas por 302.000 euros

En marzo de 2008, 48 televisiones legales e ilegales fueron detectadas emitiendo contenidos pornográficos en horario protegido. En septiembre, en el último barrido realizado por el Consejo Audiovisual de Andalucía (CAA), el resultado fue nulo. Las cartas informativas a los operadores, los apercibimientos a los infractores y, sobre todo, los 19 expedientes sancionadores abiertos a partir de abril y tres multas de 500, 1.500 y 300.000 euros impuestas a partir de septiembre, han sido suficiente para que en seis meses las películas clasificadas X, chats y anuncios de contactos sexuales hayan desaparecido por completo entre las 06:00 y las 22:00 de las parrillas de los 397 canales sintonizados en Andalucía.

Este ha sido el mayor logro del CAA desde que empezara su campaña contra la pornografía en septiembre de 2007, que entonces se limitó a un envío masivo de un escrito recordando a los operadores la legislación sobre este tipo de programas, y al que siguieron más actuaciones, entre ellas, el informe que llegó en junio al fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía, Jesús García Calderón.

A pesar a tener carácter regulador y no sancionador, este órgano ha visto cómo en los últimos meses la amenaza firme de la imposición de sanciones y la decisión de la Fiscalía General de Andalucía de intervenir, abriendo la primera investigación penal del país por esta causa a una televisión local granadina -por su reincidencia en la emisión de películas pornográficas fue multada con 300.000 euros- ha sido la herramienta más eficaz para proteger a los menores de estos contenidos .

La corrección, no obstante, no sólo se ha producido bajo la presión de la multa -en los casos muy graves puede ser de entre 300.506 y 601.000 euros, que van a parar a laTesorería General de la Agencia Tributaria- o la posibilidad de acabar ante los tribunales. Según fuentes del Consejo, a veces las misivas han bastado y muchos operadores se han mostrado receptivos a cambiar su programación una vez informados de la Ley de Televisión sin Fronteras, que muchos desconocían. La respuesta ha sido tan favorable que algunos, por su precariedad de medios y falta de personal que supervise las emisiones, para evitar que una película pudiera entrar en la franja protegida la interrumpían antes de las 05:00 o cambiaban de contenidos a partir de esa hora.

Más difícil es la persecución de los chats, anuncios, transparencias o sobreimpresiones publicitarias, descargas y mensajes de móvil durante la emisión de otro tipo de programas de televisión -muchos son casos evidentes de prostitución encubierta-, que, además, son una fuente importante de ingresos para las televisiones locales. Pero también en este tipo de emisiones ha habido operadores que se han preocupado por no vulnerar la ley, e incluso han consultado al CAA qué tipo de expresiones podrían ser susceptibles de ser censuradas y en el caso de las imágenes, han puesto cuidado ya no sólo con las pornográficas, sino también con las eróticas.

Pese al éxito en el cumplimiento de este mandato de protección a la infancia, el CAA no obvia que pueda haber cierto margen de error, aunque es relativamente pequeño. El grado de cobertura del sistema de alertas o seguimiento, es decir, la monitorización de todas las televisiones autonómicas y locales, por cuestiones geográficas, no alcanza a toda la comunidad pero sí abarca los contenidos que llegan al 80% de la audiencia andaluza -en 2008 se grabaron, visionaron y analizaron 7.728 horas-. A este factor se une la complejidad del mercado audiovisual, en el que proliferan las cadenas ilegales y los cambios de canal de un día para otro para escapar a cualquier mecanismo de control.

7.728

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios