Chaves admite que vienen "años difíciles por la crisis económica"

  • Petronila Guerrero, Pizarro, Rafael Velasco y Carmen Tovar forman la cúpula del PSOE-A · La alcaldesa de Castilleja de la Cuesta dejará el Ayuntamiento y entra Emilio Carrillo

Comentarios 35

Esta vez sin tapujos. Manuel Chaves manifestó ayer ante el plenario del congreso del PSOE andaluz que "vienen años difíciles" por la "crisis económica" que deben afrontar España y Andalucía y porque, en su opinión, su partido "estará solo, con los andaluces". De este modo, Chaves descartó cualquier apoyo del PP para "resolver los grandes asuntos que afectan a Andalucía". Hasta ahora, el presidente de la Junta había confiado en alcanzar grandes acuerdos con el PP en materia de financiación autonómica y en la cuantía de la deuda histórica. En el Parlamento sí consensuaron PSOE, PP e IU un listado de reclamaciones básicas para las reivindicaciones de la financiación autonómica. Sin embargo, Manuel Chaves varió su discurso. "No espero nada, a pesar de que en su congreso (el del PP) hayan hablado del consenso", señaló.

Chaves pronunció estas palabras después de ser reelegido por quinta vez secretario general del PSOE andaluz. El que también es presidente de la Junta desde 1990 no obtuvo ni un voto en contra. En la elección participaron 622 de los 687 delegados acreditados al cónclave socialista, de los que 604 votaron a favor (el 97,1%) y 18 en blanco (el 2,9%). Hoy, Chaves propondrá su nueva Ejecutiva, en la que la onubense Petronila Guerrero figurará como presidenta y Luis Pizarro como vicesecretario general. El nuevo secretario de Organización, puesto que ocupaba antes Pizarro, será Rafael Velasco. Este cordobés de Palma del Río, de 35 años, lleva 13 en años en puestos de dirección del PSOE andaluz. La cúpula se cierra con la alcaldesa de Castilleja de la Cuesta (Sevilla), Carmen Tovar, como secretaria de Relaciones Institucionales, una mujer de la absoluta confianza de Manuel Chaves.

El cierre de la totalidad de los nombres de la Ejecutiva contaba anoche con los problemas de la delegación de Málaga, debido a las disensiones de ambas agrupaciones. No obstante, las provincias con menos problemas, caso de Almería, cerraron muy pronto las conversaciones. De hecho, la nueva Ejecutiva regional cuenta con dos nuevas secretarías, una para reformular el proyecto del PSOE en Andalucía, de la que se encargará la almeriense Pilar Navarro, y otra más de Inmigración, al frente de la que estará la alcaldesa de Pulpí, María Dolores Muñoz. Un inmigrante marroquí, afincado en Umbrete, figurará como adjunto a esta nueva secretaría. Tal como ocurrió en el congreso federal, el PSOE-A ha colocado en su Ejecutiva a lo que Chaves se ha referido como "los otros andaluces".

La provincia de Cádiz ha instalado, además de Luis Pizarro, a dos jóvenes mujeres con bastante protagonismo: la alcaldesa de Sanlúcar, Irene García, y la diputada Mamen Sánchez, la número tres en el grupo socialista del Congreso de los Diputados. La alcaldesa de Jerez, Pilar Sánchez, que ambicionaba entrar en la Ejecutiva regional irá, posiblemente, al comité federal del PSOE. Granada mantiene en la Ejecutiva a Miguel Castellano, alcalde de Loja; el parlamentario Ángel Gallego, y José García Giralte.

Sevilla contará con cinco secretarías y dos vocalías. La alcaldesa de Castilleja dejará un ayuntamiento que ha vivido una gran crisis en los últimos meses y pasará a dedicarse por completo a la Secretaría de Política Institucional. Además, Miguel Ángel Vázquez será secretario de Comunicación y Verónica Pérez, de Igualdad. El concejal Emilio Carrillo se convertirá en un vocal no esperado en la Ejecutiva. También entran por Sevilla el alcalde Gutiérrez Limones y Elia Maldonado. Málaga fue la provincia que contaba anoche con más problemas debido a su doble representación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios