Castillo no cree "vinculante" el documento transigente con el oleoducto

  • Dice que la resolución que aprobó el Consejo de Doñana " es preceptiva, no vinculante"

La consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, dijo ayer que la decisión adoptada el jueves en el Consejo de Participación de Doñana sobre el oleoducto de la Refinería Balboa "no produce ningún cambio, no resta ni suma nada al desarrollo del procedimiento de dicho proyecto".

El Consejo de Participación de Doñana aprobó una resolución, impulsada por la Junta, en la que se insta al Ministerio de Industria a que "evalúe con especial interés" el impacto que tendrá sobre el espacio protegido el oleoducto que planea el Grupo Gallardo y que atravesará de norte a sur la provincia de Huelva, afectando también a Sevilla, para hacer viable su proyecto de refinería en Extremadura. El texto también defiende que la infraestructura no reciba autorización gubernamental "si ocasiona afecciones negativas para al Espacio Natural". Mientras, científicos y ecologistas votaron un documento más duro contra el proyecto.

Castillo recordó que esta resolución es "preceptiva, no vinculante" y persigue apoyar las alegaciones que la Junta de Andalucía presentó en su día al Ministerio de Industria sobre este proyecto. Insistió en que el Ministerio será quien decida si concede o no la declaración de impacto ambiental.

Con respecto a los grupos que rechazaron ayer la propuesta aprobada, Castillo afirmó que "cada uno es libre de emitir opiniones basándose en informes o estudios a su disposición". "Nuestra obligación es que haga el menor daño ambiental posible", concluyó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios