Cae una red de porno infantil con "imágenes escabrosas"

  • La Policía actúa en Sevilla, Cádiz, Málaga, Granada y Jaén, y detiene a 34 personas con abundante material

Imágenes "escabrosas" de abusos a bebés. Otra vez. Hasta los expertos policiales en la lucha contra la pornografía infantil quedaron ayer sobrecogidos al visionar parte del material confiscado en la operación que culminó con la detención de 34 personas y en la que participaron agentes de los grupos tecnológicos de Sevilla, Granada, Cádiz, Málaga y Jaén. El golpe a una red de pedofilia en internet que habría llegado a distribuir cuatro millones de archivos, también contó con la colaboración de efectivos del mismo grupo policial en otras provincias españolas.

Andalucía ha sido, de nuevo, la comunidad autónoma en la que la Policía ha desbaratado un mayor número de terminales desde los que se accedía y distribuía el material pornográfico. El perfil de los acusados es muy diverso, ya que en la nómina de detenidos figuran personas con diferentes profesiones, como empresarios, taxistas, enfermeros o desempleados, con edades comprendidas entre los 20 y los 50 años. Entre los detenidos también se encuentra un obrero, un transportista, un operario de maquinaria pesada, un cocinero, un químico, un jubilado, un estudiante y un empleado del aparcamiento regulado de Barcelona.

Además, los agentes han imputado a otras 23 personas delitos de tenencia, distribución y compra del material a través de internet. Algunos de los acusados habrían "borrado, estropeado o formateado" sus ordenadores y no habrían albergado "grandes cantidades" de pornografía infantil. Al parecer, ninguno de los arrestados tiene antecedentes penales ni habrían sido autores de los abusos sexuales cometidos sobre los menores. De las primeras conclusiones extraidas de la investigación se desprende que cuatro usuarios españoles habrían adquirido el material mediante pagos con tarjeta de crédito desde varias páginas web internacionales. La Policía española ya se ha puesto en contacto, a través de Interpol, con las autoridades de los países que registraban esas páginas web o sus proveedores.

En los 41 registros practicados en más de 20 provincias españolas, los agentes se han incautado de 88 discos duros y numerosos soportes digitales con cientos de archivos de contenido pedófilo, además de ordenadores de sobremesa, portátiles y memorias USB.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios