Cae una banda que obligaba a personas a ejercer la mendicidad

  • Cada víctima obtenía unos 1.000 euros mensuales y si se negaban a entregar el dinero les propinaban "fuertes palizas".

La Policía Nacional ha desarticulado una red que obligaba a personas de nacionalidad rumana a ejercer la mendicidad en Almería, en una operación en la que han sido detenidos los siete integrantes de la banda y liberadas dos personas que fueron trasladadas a España con falsas promesas de trabajo.

Los detenidos, cinco de los cuales han ingresado en prisión por orden del juez, distribuían a las víctimas en las puertas de los supermercados a primera hora de la mañana y las recogían doce horas después para arrebatarles el dinero conseguido, ha informado la Comisaría Provincial en un comunicado. Las víctimas eran hacinadas en una vivienda con habitaciones insalubres y sin ventilación donde pernoctaban. La investigación policial, que comenzó a principios del mes de octubre, permitió averiguar que las personas que mendigaban durante el día pernoctaban en una vivienda situada en la calle Doctor Carracido de la capital.

En el curso de la investigación se tuvo conocimiento de que algunos de los integrantes de la organización estaban siendo investigados también por el grupo de robos por su implicación en delitos contra el patrimonio, tales como robo y receptación en el entorno de un establecimiento dedicado a la compraventa de objetos usados en la Avenida de la Estación de Almería. Los investigadores constataron que las víctimas eran trasladadas y colocadas estratégicamente en diferentes puertas de conocidos supermercados sobre las ocho de la mañana, vestidas con ropa desaliñada. Durante la jornada, eran visitadas en varias ocasiones por miembros de la organización para recaudar el efectivo obtenido e intimidarles en caso de que no hubieran conseguido el dinero que consideraban suficiente. Cada víctima obtenía unos 1.000 euros mensuales y si se negaban a entregar el dinero les propinaban "fuertes palizas".

Las pesquisas culminaron con un operativo desarrollado en torno a dos viviendas situadas en la calle Doctor Carracido y en la Carretera de Níjar de la capital, donde han sido arrestados los siete integrantes de la banda. En la primera de las viviendas han sido localizadas dos personas en "condiciones infrahumanas", que habían sido captadas en Rumania y trasladadas a España con falsas promesas de trabajo en el sector de la agricultura para obligarles a mendigar, si bien la Policía sospecha que pudo haber más víctimas que pudieron escapar. A la cabeza de la organización se encontraba un matrimonio que se encargaba del control del grupo y de la recaudación del dinero. El resto de los detenidos se dedicaban al control y reparto de las víctimas por los diversos puntos donde ejercían la mendicidad. En los registros se han intervenido los carteles que utilizaban para ejercer la mendicidad, teléfonos móviles, ordenadores portátiles, joyas, varios DVD, una gran cantidad de cargadores de teléfonos móviles y relojes, entre otros efectos, así como cuatro coches de alta gama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios