Barrientos dice al salir de la cárcel que actuó en defensa de la legalidad

  • El ex regidor entiende "que haya gente con cierta incredulidad e incertidumbre" sobre su implicación en el caso Astapa, pero pide "el beneficio de la duda".

El ex alcalde de Estepona, Antonio Barrientos, acusado por corrupción municipal en el caso Astapa, ha declarado a su salida de la cárcel que ha actuado en "defensa de la legalidad" y que protegió los "intereses colectivos del municipio".

"Confío, anhelo y deseo que en esta historia sin sentido todo se aclare", ha apuntado Barrientos, quien ha abandonado la cárcel de Alhaurín de la Torre tras pagar una fianza de 150.000 euros impuestos por la jueza encargada del caso, Isabel Conejo.

El ex regidor de la localidad malagueña entiende "que haya gente con cierta incredulidad e incertidumbre" sobre su implicación en el caso Astapa, pero en este sentido, ha demandado "el beneficio de la duda", ya que "hay un juez implacable que es el tiempo, que pone a cada uno en su lugar".

Acompañado por su hermano, Barrientos ha abandonado el centro penitenciario y ha afirmado a los periodistas que se siente "con espíritu calmado, muy sosegado y con mucha paz interior", a lo que ha añadido que existe "mucha gente involucrada decente y honesta que ha trabajado con integridad y honradez por el pueblo" de Estepona.

La salida del ex alcalde de esta localidad malagueña ha estado marcada por la presencia de más de una treintena de periodistas, fotógrafos y operadores de cámaras de diversos medios de comunicación, que han esperado ante la puerta de la prisión de Alhaurín de la Torre desde tempranas horas de la mañana.

"Agradezco las muestras de apoyo y el afecto de mucha gente", ha agregado Barrientos, quien ha indicado que lo primero que hará cuando llegue a su casa será "comerme un huevo frito con patatas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios