El Audiovisual pide a la RTVA que no emita culebrones en horario infantil

  • El CAA insta a Canal Sur a cambiar en su parrilla 'Ángel rebelde' por las escenas de violencia de género que contiene · Solicita que las telenovelas se clasifiquen para mayores de 18 años

Comentarios 1

Desde la paliza a la violación, del insulto al desprecio existe una amplia gama de malos tratos que, pasados por el tamiz de la justificación en los celos, la pasión o el desamor, son elementos comunes en los culebrones que a diario se emiten en la sobremesa. El Consejo Audiovisual de Andalucía, tras el análisis de dos de las series emitidas por Canal Sur este año, ha resuelto que la serie ahora en parrilla, Ángel Rebelde, y otros programas de similar contenido no deben difundirse en esa franja horaria por ser de protección infantil y ha pedido a la RTVA que se abstenga de programarlos entre las 6:00 y las 22:00. Acorde con esta medida, también pide su clasificación para mayores de 18 años -ahora es 13 años-.

Esta resolución, aprobada por mayoría en el pleno del CAA celebrado ayer y que ahora tendrá que ser comunicado al operador autonómico, según informaron fuentes de esta institución, se justifica en la banalización que de la violencia machista se hace en estos productos y que choca frontalmente con el esfuerzo que desde los gobiernos central y autonómico se está realizando para dotar de un nuevo marco jurídico que permita eliminar un problema que despierta gran sensibilidad social. Además, se alerta de que estos seriales, a los ojos de un espectador no maduro puede conllevar la asimilación de las conductas de desigualdad y violencia como algo normal.

En el caso de la RTVA -el CAA admite que no se puede hablar de incumplimiento ninguno- se añade además otro argumento. En la ley que la regula se establece que el ente público debe favorecer la erradicación de la violencia de género y la promoción de valores de convivencia.

Estos principios no parecen corresponderse en nada con las 16 escenas de violencia encontradas sólo en cinco capítulos de Acorralada -ya ha finalizado su emisión-. El ejemplo más evidente de la agresividad en esta serie, y que motivó una queja ciudadana que daría pie al informe posterior del CAA, fue la inclusión de un forcejeo y la violación de un marido a su esposa justificada, en este caso, en la infidelidad cometida por esta. Aparte de la escena en sí, en la serie se alude a ella con eufemismos tales como "me hiciste tuya a la fuerza" o "me violentaste".

Tampoco le va a la zaga Ángel rebelde. En el visionado de cinco capítulos se contabilizaron cuatro escenas de contenido sexual, catorce escenas de violencia de género, cinco escenas con otro tipo de violencia y 21 escenas de contenido sexista. Incluso se va un paso más allá, llegándose al acoso laboral al referirse a una de las protagonistas que trabaja como sirvienta, de la que su patrón llega a decir que si su mujer no le satisface sexualmente tendrá que buscarse con quien hacerlo, y "esa sirvienta no está nada mal para pasar el rato".

El problema de Ángel rebelde es que no sólo queda en su retransmisión televisiva. Canal Sur, en el espacio que dedica en su página web a esta serie, describe a uno de los personajes de la serie como una mujer tan bella como malvada que "es tan sucia que hasta con su cuñado se acuesta".

La respuesta que pudiera dar la RTVA a esta resolución podría estar en función de la audiencia. Aparte de una tradición de veinte años de la hora del culebrón, las telenovelas en Canal Sur rozan una de las cuotas de pantalla más altas de su parrilla, con una media del 24%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios