Arrancan una escultura de Dalí expuesta en una plaza de Sevilla

  • El 'Tritón Alado' fue objeto de un acto vandálico de madrugada · La pieza forma parte de una exposición del artista catalán instalada en la plaza del Salvador y que carece de vigilancia.

Comentarios 4

La escultura del Tritón Alado, de Salvador Dalí (1972), apareció ayer arrancada de su pedestal y depositada sobre el suelo de la Plaza del Salvador, donde se expone desde el pasado 22 de octubre junto con otras cinco piezas que conforman la muestra al aire libre Obra Contemporánea, del artista catalán.

El Ayuntamiento de Sevilla (organizador de la exposición) indicó a este periódico que -según las investigaciones policiales- todo apunta a que la obra fue objeto de un acto vandálico perpetrado durante la madrugada de ayer, sin que por ahora se sepa quiénes son los autores de esta gamberrada.

Al parecer, los vándalos (se presupone que son más de uno debido al peso de la escultura que está realizada en bronce) giraron la figura sobre su eje hasta que lograron separarla del pedestal sobre el que se sustentaba. Acto seguido la lanzaron sobre el suelo. La resistencia del material con la que está hecha ha evitado que se produzcan grandes daños. Los técnicos de la Obra Social de Unicaja -entidad patrocinadora de la muestra junto a Emasesa- sólo han detectado una pequeña fisura en la zona de la rodilla de la efigie, justo en uno de los puntos sobre los que se apoyó la escultura cuando cayó al suelo.

Ningún vecino de la zona oyó durante la noche el ruido del impacto del Tritón Alado sobre la plaza. La Policía Local no tuvo constancia de los hechos hasta por la mañana, ya que la exposición sólo tiene vigilancia puntual por parte de las patrullas y no exclusiva, según informaron fuentes del Cecop. Una vez allí se contactó con los técnicos de Unicaja, que retiraron la escultura y el pedestal que la soportaba.

Fuentes de Unicaja indican que la reposición de la figura depende del informe que están realizando los técnicos, que en principio apuntan a que la integridad de la pieza no corre peligro, si bien podría descartarse su recolocación por la proximidad de la clausura de la exposición, prevista para el 31 de enero del próximo año.

Estas obras pertenecen a una colección de 22 esculturas fundidas a bronce a partir de los moldes de cera que Salvador Dalí realizó en su casa de Port Lligat, en Gerona. Por cada una de las obras hay ocho reproducciones en bronce y cuatro pruebas del artista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios