El tesoro del plató almeriense esconde auténticas obras maestras

  • Clint Eastwood, Arnold Schwarzenegger y Harrison Ford han formado parte del elenco de actores que han dejado huella en la historia de los rodajes que se ha producido en la provincia

Comentarios 1

Una rebelión árabe sería el punto de partida para movilizar a una provincia. Muchos fueron los almerienses que se desplazaron hasta el plató de cine establecido en Carboneras, hace 47 años, para rodar Lawrence de Arabia, del director inglés David Lean. Esta película, que se lanzó en 1964 a los cines, sería la primera superproducción que se realizaría en Almería.

La reconstrucción de la ciudad de Acqaba, durante los años 1914-1918, se realizó en la playa del Algarrobico y se contó con más de 400 personas que compusieron el equipo técnico. Participaron gran número de figurantes que procedían de la capital, de Carboneras y de otras zonas de la provincia. También se rodó alguna escena en el parque Nicolás Salmerón. En esta película destaca la interpretación de actores como Anthony Queen, Peter O’Toole y Jack Hawkins.

El rodaje de Lawrence de Arabia estuvo plagado de anécdotas. Una de las más significativas fue cuando se estaba realizando una toma en las dunas y David Lean pudo ver como treinta jinetes, que tenían que tomar una loma, se perdieron en el horizonte con los caballos.

Años atrás, en 1953, Níjar y Mojácar fueron los rincones de la provincia que protagonizaron varias películas. La más destacada fue la de Ojo por ojo, del director André Cayatte, que sirvió para que se conociera el nombre de Almería en ámbitos internacionales.

En 1962, se rodó la película Marcha o muere, de Franz Wisbar. En esta ocasión, los espacios elegidos fueron Pulpí, Mojácar y alrededores y pedanías de Cuevas del Almanzora.

El desierto de Tabernas fue el plató por excelencia de rodajes del género spaguetti western como son La muerte tenía un precio, Por un puñado de dólares y El bueno, el feo y el malo, entre otras, bajo la dirección de Sergio Leone que catapultó a la fama al actor Clint Eastwood.

Las películas de aventuras, bélicas y de acción también fueron otros géneros que se trataron, además del western. Una de las obras destacadas fue Patton.

La Almería más lunar también se representó en la película Una odisea en el espacio (1968-2001). Está rodada en el desierto de Tabernas y se trata del paisaje que se ve desde la ventanilla de la nave especial Discovery.

Las películas de aventuras también utilizaron el desierto de Tabernas para rodar algunas de sus escenas. Conan, el Bárbaro e Indiana Jones y la última cruzada son algunos de los títulos que han colaborado a hacer de Almería una tierra de cine.

Éstas dos últimas producciones fueron grabadas en los 80, pero en esta década también surgieron varios intentos de rodajes de películas. Ocurrió con Alí Babá y los cuarenta ladrones. Todo estaba preparado para comenzar con la grabación pero su director, Terence Young, falleció.

Uno de los grandes directores de la historia del cine internacional, Steven Spielberg, también preparó el rodaje de la película La historia interminable en la provincia almeriense, que al final no se produjo.

Los 90 contaron con filmes como El pájaro de la felicidad, Aquí llega Condemor, el pecador de la pradera y Sí, Bwana, entre otras. También se grabó Éxtasis, con Javier Bardem, donde aparece un plano final: un picado sobre la playa de Cabo de Gata.

Las minas de oro abandonadas de Rodalquilar acogieron, en 2004, El misterio de Wells. Los alrededores de esta zona también protagonizaron, en ese mismo año, el film Los Dalton. 

Una de las últimas producciones que se han grabado en tierras almerienses ha sido Astérix en los Juegos Olímpicos.

De esta forma, reconocidos actores de la meca del cine, Hollywood, han pisado tierras almerienses para dar vida al personaje de alguna historia de la gran pantalla. Así, Sean Connery, Clint Eastwood, Raquel Welch, Orson Wells, Brigitte Bardot, Harrison Ford, Charles Bronson, Claudia Cardinale y Bo Derek, entre otros, son muchos de los intérpretes que han formado parte de la historia del cine de la provincia.

En estos últimos tiempos, diversos videoclips de diferentes artistas han protagonizado gran parte de los focos que alumbran a los escenarios almerienses. Es el caso de David Bisbal o el grupo Destinys Child, que grabaron sus vídeos en Mónsul y el desierto de Tabernas, respectivamente. 

Para los spots publicitarios, Almería se erige como una de las escogidas para vender diferentes productos. Es ya conocido el anuncio de un conocido refresco que enfrenta a dos populares futbolistas como son Iker Casillas y David Beckam.

De esta forma, la provincia de Almería se ha convertido durante todos estos años en uno de los grandes escenarios naturales donde se han grabado míticas películas de la historia del cine internacional

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios