Ernest Lubitsch, el más famoso genio de la comedia americana

  • El documental que cerró la sesión Más allá del Espejo repasa la vida y filmografía del primer director europeo en inmigrar y conquistar Hollywood por su maestría

La historia del primer cineasta europeo en inmigrar y conquistar Hollywood después de lograr un gran prestigio en Alemanía puso punto y final a la sesión Canal +: Más allá del Espejo, una de las actividades paralelas a la competición que se celebra dentro de la VII edición del Festival Internacional de Cortometrajes Almería en corto.

El documental de Alberto Lapeña que cerró esta sesión cuenta en tan sólo 49 minutos la vida y los pormenores de la filmografía realizadas por el genio de la comedia americana, Ernst Lubitsch, padre de míticas películas: Ángel (1937), El ladrón de la alcoba (1932), El diablo dijo no (1943) o Ninotchka (1939), entre otras muchas.

Esta última cinta, que se proyectó a partir de las 18:00 horas en el Museo Arqueológico de Almería, descubre al espectador al director de comedias "más famoso de Hollywood entre las décadas de los años 20, 30 y 44" y admirado por sus colegas de profesión, los que en este documental descubren alguna de las grandes virtudes del cineasta.

Frank Capra asegura que Lubitsch "es el arquitecto del cine, que en todas y cada una de sus secuencias estampa su sello", mientras que Orson Welles dice que "es un gigante, un constante genio del asombro".

Pero si algo destaca de este maestro de la comedia americana, y así se resalta durante el documental, era su intención de invitar al espectador a participar en la realización del largometraje, ya que en sus películas es habitual que el cineasta obligue al público a ver y escuchar lo justo con el objetivo de que deduzca el resto de la historia, para que agudice la mirada. En definitiva, este director tendía siempre a involucrar al espectador en el desarrollo de la trama.

Ernst Lubitsch, que nació el 28 de enero de 1892, murió a los 55 años de edad tras un ataque al corazón. Una muerte que predijo en una de sus últimas películas, según recoge el documental, en el que colegas y discípulos, como Billy Wilder, descubren su elegante y sutil técnica de creación y dirección.

Una maestría que muchos han intentado copiar con posterioridad, como Alfred Hitchcock. No obstante, son muchos los críticos y profesionales que piensan que lo que se denominada en el mundo cinematográfico el toque Lubitsch es inimitable.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios