David Lean, épica y sentimiento bajo la influencia del silencio

  • El Museo de Almería acogió ayer por la tarde un documental sobre el director de 'Lawrence de Arabia' que estuvo influenciado en su obra por películas del cine mudo

A sus padres le dijeron que lo mismo no aprendería a leer ni a escribir. Su curiosidad por saber lo que había al final de la luz de un proyector lo llevaron a llenar su habitación con motivos cinematográficos. Su padre lo descubrió y le dio un año para que demostrara que podía ganarse la vida con el cine. Y lo hizo. Su maestría lo llevaron a manejar de forma perfecta lo épico y lo emocional, realizando grandes obras maestras que lo encumbrarían como uno de los cineastas británicos más importantes.

Su relación con Almería se remonta al rodaje de Lawrence de Arabia en los años sesenta. Por este motivo, Almería en corto ha querido homenajear a esta figura en la sección Canal +: Tras la pista del cine. Un documental de 25 minutos, de Marta Bedoya, sobre su vida y obra, se proyectó ayer por la tarde, a las 18:00 horas, en el Museo de Almería con el título de David Lean: la épica de la emoción.

Lean grabó películas míticas como Oliver Twist, Doctor Zhivago, El espíritu burlón, Lawrence de Arabia, El puente sobre el río Kwai y La hija de Ryan, entre otras.

En algunas de las escenas de sus largometrajes se puede ver reflejada fielmente su influencia del cine mudo. A su vez, el reconocido director Steven Spielberg ha reconocido que tiene influencias de David Lean.

Utilizaba con gran genialidad la imagen y el sonido para describir emociones, principalmente, de relaciones entre hombres y mujeres.

En una de las secuencias de uno de sus largometrajes se podía ver como Lean utilizaba las luces, que se apagaban y encendían seguidamente, para mostrar los celos de un hombre.

También utilizó otras técnicas para transmitir sensaciones como es el plano subjetivo. Así, el espectador puede sentir el dolor de un puñetazo como si se lo estuvieran proporcionando a él mismo.

También fue un gran constructor de escenarios. La playa del Algarrobico, en Carboneras, representó la ciudad de Acqaba, durante los años 1914-1918, y Madrid se transformó en una calle de Moscú.

David Lean recibió dos Oscar al mejor director por las películas Lawrence de Arabia y El puente sobre el río Kwai. Los dos largometrajes fueron dos superproducciones que fueron un éxito de público y de crítica.

Su última película fue la de Pasaje a la India en 1984. El cineasta británico falleció en 1991, pero su luz sigue brillando en sus películas. La épica y el sentimiento confluyen en la obra de un director que conseguía que las interpretaciones de sus actores se convirtieran en verdaderas historias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios