"Almería siempre sonaba entre bambalinas"

  • Geraldine Chaplin recordó a su padre y mito del cine mudo tras recoger el premio 'Almería, tierra de cine'

La ilusión de un padre. Esa fue la segunda referencia que tuvo Geraldine Chaplin de Almería, tras nombrárselo por primera vez David Lean en el rodaje de Doctor Zhivago. Charles Chaplin quería realizar una película y le contó a su hija que en Almería había unos decorados del oeste que serían los idóneos para representar el escenario de su historia. Al final no se rodó, pero la actriz cumplió el jueves uno de los temas pendientes con el genio del cine mudo, visitar Mini Hollywood. Fue lo que expresó la intérprete, tras recibir el premio Almería, tierra de cine, concedido por Juan Carlos Usero, presidente de Diputación Provincial de Almería.

Geraldine Chaplin contó la historia tras recoger el galardón. Mostró simpatía y el público se entregó totalmente a la actriz que fue ovacionada con un fuerte aplauso y se levantó de sus butacas para ofrecer más calor a la intérprete.

Su sencillez se reflejó en su vestuario que calzó unas deportivas blancas para poder realizar un pequeño sprint hacia el escenario donde recogería el galardón. El Teatro estuvo completamente repleto y muchos se quedaron sin ver como la actriz recogía su reconocimiento.

Por la mañana, Chaplin ofreció algunas declaraciones en el Patio de Luces de Diputación Provincial junto a Usero y el director de Almería en corto, Óscar de Julián.

Nunca conoció a su abuelo materno, Eugene O'Neill. El dramaturgo obtuvo cuatro premios Pulitzer y un Nobel. El motivo que causó la ausencia del escritor en su vida fue que su madre se casó, cuando aún era adolescente, con un Charles Chaplin más mayor que ella y su abuelo lo consideró como un "viejo verde".

También recuerda la importancia de los rodajes en la provincia: "Almería siempre sonaba entre bambalinas, pero finalmente se hacía con arena en otro sitio".

Usero, antes de que comenzara a hablar Chaplin, explicó algunas de las razones del premio: "Ha tenido registros variados e interpretó a su propia abuela. Su espíritu luchador nunca la ha apartado de su público. Gracias a su discreción y personalidad ha labrado un nombre de oro, sin levantar la voz, sin divismos, sólo con su elegancia y sobriedad".

Chaplin recordó el rodaje de Stress-es tres-tres, de Carlos Saura, en Cabo de Gata: "Había poco presupuesto y nos calentábamos con coñac".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios