encuentro anual de agrobank

Miranda advierte del peligro de cuestionar la actual PAC

  • El director general de Producciones y Mercados Agrarios, Fernando Miranda, desbrozó la comunicación de la CE sobre la futura Política Agrícola Común en las jornadas de Caixabank

Fernando Miranda, director general del Mapama, durante un momento de su conferencia sobre la PAC post 2020. Fernando Miranda, director general del Mapama, durante un momento de su conferencia sobre la PAC post 2020.

Fernando Miranda, director general del Mapama, durante un momento de su conferencia sobre la PAC post 2020. / M. G.

En respuesta a la tan reclamada simplificación de la Política Agrícola Comunitaria, la Comisión Europea ha abierto una senda que lleva a aumentar el peso de los estados en la gestión de las políticas y desinfla el concepto mismo de la Unión. Pero, ¿por qué se produce este cambio?

Unas horas antes de que el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural de la CE, Phil Hogan, presentara la pasada semana la tan filtrada Comunicación sobre El futuro de la alimentación y de la agricultura, el director general de Producciones y Mercados Agrarios del Ministerio de Agricultura, Fernando Miranda, adelantó las ideas básicas de la misma, durante la celebración en Sevilla del encuentro anual de Agrobank.

"La nueva comunicación de la CE desinfla la Unión en favor de los Estados"

Ante un auditorio compuesto por medio millar de agricultores andaluces convocados por Caixabank en el Club Pineda de Sevilla, Fernando Miranda, advirtió que la CE ha abierto el debate sobre la subsidiariedad, según lo cual los estados miembros deben ser quienes diseñen y apliquen las políticas en primera instancia, salvo que resulte más eficaz hacerlo a nivel comunitario. Un par de horas más tarde el propio Hogan confirmó este extremo cuando, al explicar la comunicación de la CE, afirmó: "En lugar del sistema actual, se establecerá un nuevo sistema de ejecución, con un grado mucho mayor de subsidiariedad a nivel de los Estados miembros y las regiones".

Pero en su visita a Sevilla, el director general del Mapama no se limitó anunciar la línea de cambios que propone la CE para el nuevo marco de la PAC, sino que dio algunas pistas sobre el origen de este cambio, así como para prevenir sus consecuencias. "La susidiariedad -principio que da más protagonismo a losestados- significa un cambio profundo; esto es muy novedoso", dijo.

Miranda trasladó al auditorio convocado por Agrobank que "hay un debate muy fuerte sobre que esto no funciona bien" y alertó del peligro que supone poner en tela de juicio el propio sistema de la Política Agrícola Comunitaria. Por ello, el director general del Ministerio recalcó que "la PAC funciona, la mayoría de los pagos, el grueso, se paga; no todas las ayudas se cobran con la regularidad de la PAC".

"Hay muchas presiones para fragmentar el mercado único", advirtió. "La PAC juega un papel clave en la consolidación del mercado único; su renacionalización podría llevar consigo una fragmentación del mercado", agregó. En su opinión, la clave va a estar en defender el "valor añadido comunitario" de las políticas a aplicar. Es decir, en la medida en que las políticas de la nueva PAC tengan ese valor añadido para el conjunto de la CE, "se reflejarán de un modo u otro en el presupuesto comunitario, en términos de volumen presupuestario y en términos de medidas o instrumentos", explicó Fernando Miranda. Agregó que "de este modo se determinará si las actuaciones correspondientes a dichas políticas deben realizarse a nivel comunitario o a nivel de los Estados miembros individuales; ahí está el debate".

Incluso citó el caso del director del Centro Europeo de Estudios Políticos, Daniel Gros, quien en su conferencia Budget for results, dictada en septiembre, situaba a la Agricultura entre las políticas comunitarias que no tienen valor añadido para la UE y, por lo tanto, no deben recibir fondos comunitarios. "El debate es muy duro en el entorno comunitario", dijo.

La configuración del nuevo marco de la PAC coincide en el tiempo con el histórico momento del Brexit, que a su vez lleva a un replanteamiento del modelo de la CE. Fernando Miranda apuntó que "los debates han comenzado poniendo de manifiesto los nuevos retos o necesidades de la UE a 27, en materias como son defensa, seguridad, inmigración, investigación e innovación, con un sesgo negativo hacia las políticas tradicionales y particularmente hacia la PAC".

Agregó que la PAC se presenta como una política que, si bien aporta bienes públicos, no tendría el suficiente valor añadido comunitario, dando a entender que su presupuesto debe reducirse y señalando la posibilidad de que los estados miembros asuman parte del presupuesto. "La limitación de los pagos a determinados beneficiarios se avanza como posible idea -dijo- acerca de cómo reducir los pagos".

En defensa de la Política Agrícola Comunitaria, Miranda explicó que es salud y bienestar para la sociedad, investigación e innovación; que no es una política cara pues supone el 0,38% del PIB de la UE y que permite visibilizar la Unión Europea en todo su territorio. "No podemos permitir que la gente deje de identificarse con la UE, porque acabaremos poniendo en cuestión todo el conjunto", alertó.

"La renacionalización de la PAC podría conllevar una fragmentación del mercado", dice Miranda

Insistió en que la PAC no es una excepción en el contexto mundial, pues todas las economías importantes del mundo conceden un papel estratégico a su agricultura, tan ligada a la seguridad alimentaria. También destacó que el sector agroalimentario supone el 7% del PIB de la UE, da empleo a 44 millones de personas, el doble que la automoción y la aeronáutica juntos, y su actividad se extiende a más del 75% del territorio comunitario.

El director general de Producciones y Mercados Agrarios expuso en que la PAC ha jugado un papel clave para combatir los efectos de la globalización, "y difícilmente podría haberse realizado el proceso de apertura de nuestros mercados al exterior, sin el soporte que significa la PAC para nuestros agricultores". De hecho, resaltó que la UE es el mayor exportador e importador de productos agroalimentarios del mundo, por un valor de 130.000 millones de euros y con una balanza positiva de 16.000 millones de euros.

Ante esta situación, Fernando Miranda apostó por una PAC "más inteligente y sostenible", basada en la investigación, la innovación y en la que sea una realidad la mejora de la transferencia del conocimiento a los agricultores.

Una y otra vez Miranda insistió en que las líneas expuestas por la Comisión Europea son sólo argumentos de debate, puesto que, en los plazo que se barajan actualmente, lo más posible es que haya una prórroga y el nuevo marco sea posterior a 2020, con lo que para entonces habrá un Parlamento y unos comisarios nuevos y diferentes a los actuales, que serán los realmente encargados de aprobar el nuevo marco de la PAC.

"La comunicación de la Comisión sobre El futuro de la Alimentación y la Agricultura es un documento de propuestas sobre la futura orientación política de la PAC. No es, por tanto, una propuesta de Reforma de la PAC, pero sí que puede ser su antesala, a expensas de lo que ocurra con el calendario político", señaló.

El debate está abierto y, según el nuevo principio de susidiariedad, la UE sólo establecerá los objetivos y parámetros básicos de la nueva PAC, mientras que serán los estados los que deberán establecer cómo se alcanzan los objetivos, así como el diseño del marco de aplicación y control, incluidas las penalizaciones.

"Cada miembro elaboraría un Plan estratégico para la PAC, que debería ser aprobado por la Comisión en base a un marco común", dijo Fernando Miranda.

Agregó que Francia será el Estado que inclinará la balanza en las negociaciones y puede ser un aliado estratégico para España, mientras que la postura de Alemania dependerá del resultado de las elecciones. Por otro lado se sitúan Holanda, que está en contra de las ayudas directas, y los países del Este que están a favor y reclaman que todos los estados miembros reciban los mismos importes por hectárea.

"Las negociaciones van a ser más duras que nunca; ya no se trata sólo de la PAC, sino del futuro de la configuración de la Unión Europea después del Brexit", apostilló.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios